X-M

Transparency International: Corrupción en Amérca Latina y El Caribe

Transparency International: Corrupción en Amérca Latina y El Caribe

En los últimos años se han observado en la región de América Latina y el Caribe tendencias preocupantes, que incluyen el deterioro de los derechos humanos y el debilitamiento de las estructuras de gobernanza. Transparency International ha elaborado este nuevo informe de la serie Barómetro Global de la Corrupción 2017.

La corrupción es un flagelo que molesta a personas comunes, todos los días en América Latina y el Caribe. Cuando sus habitantes se refieren al tema, ellos se indignan y regularmente enfrentan represalias.

Casi dos tercios de los consultados, en la última encuesta del Barómetro Global de la Corrupción (Global Corruption Barometer, People and Corruption: Latin America and the Caribbean), señalaron que la corrupción había subido en los últimos 12 meses, antes de ser encuestados (62%).

Más de la mitad, indicó que su gobierno está fallando en el manejo de la corrupción. (53%). Mientras que una de cada tres personas que usaron un servicio público, en los últimos 12 meses, confesaron que tuvieron que pagar un “incentivo” (29%). Más de 22.000 personas, en 20 países, fueron consultadas.

Basados en tamaños de población estimadas en esos países, significa que alrededor de 90 millones de personas pagaron sobornos.

La población de América Latina y El Caribe resulta decepcionada por sus gobernantes y el sector privado. El soborno representa una barra importante para acceder a servicios públicos, principalmente para los más vulnerables de la sociedad.

No sorprende, entonces que, a lo largo y ancho de de la región, los habitantes regularmente se tomen las calles para protestar contra la corrupción. Lo hemos visto en Brasil, Guatemala y la República Dominicana. También, en Honduras y México. De hecho, siete de cada diez ciudadanos están preparados y deseando alistarse en la lucha contra la corrupción (70%).

A pesar de ello, unos pocos pagadores de sobornos dijeron que habían informado a las autoridades (9%), y de ellos, casi un tercio dijo que sufrieron represalias negativas como resultado (28%).

Se descubrió que el soborno fue más común en México y la República Dominicana, donde el 51% y el 46% de los encuestados, respectivamente, dijeron que tenían que pagar un soborno para acceder a los servicios públicos.

La policía y los políticos son percibidos como las instituciones más corruptas de la región, con casi la mitad de los ciudadanos diciendo que la mayoría o todas las personas en estas instituciones son corruptas. Esto demuestra una preocupante falta de confianza en estos grupos vitales del sector público.

“Este informe muestra que las demandas de los ciudadanos por la rendición de cuentas y la transparencia no están siendo satisfechas por sus líderes. Los gobiernos deben hacer más para erradicar la corrupción en todos los niveles”, dijo José Ugaz, Presidente de Transparencia Internacional.

Transparencia Internacional hace cuatro recomendaciones clave para fortalecer el sistema judicial y ayudar a las personas a hablar sin temor a represalias. Los gobiernos de América Latina y el Caribe deberían:

  • Fortalecer las instituciones involucradas en la detección, investigación y enjuiciamiento de los delitos relacionados con la corrupción
  • Aumentar la inmunidad política en casos relacionados con la corrupción
  • Fortalecer la capacidad de investigación policial, reforzar las medidas disciplinarias internas y establecer mecanismos permanentes de rendición de cuentas para la policía
  • Crear canales accesibles, anónimos y de denuncia para los denunciantes, que los protejan de toda forma de represalia.

José Ugaz Chair Transparency International

FUENTE: Transparency International



A %d blogueros les gusta esto: