X-M

#MeToo: La campaña global por los DD.HH. de las mujeres

#MeToo: La campaña global por los DD.HH. de las mujeres

La violencia, abuso, agresión y acoso contra la mujer, son formas de discriminación y una violación de los derechos humanos. La ONU considera que los abusos sexuales son parte de las formas que existen para someter a las mujeres. #MeToo es una manera de combatir la tendencia de explotación sexual de la mujer.

“Si todas las mujeres que han sido acosadas sexualmente o han sufrido abusos sexuales escriben ‘Me too’ como estado en sus cuentas sociales, podremos transmitir a la gente el sentido de la magnitud del problema”.  (Alyssa Milano)

La movilización en las redes ha destacado también la valentía de las actrices reconocidas, tales como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Cara Delevingne, Mira Sorvino o Katherine Kendall, quienes han denunciado lo que sufrieron con el afamado productor de cine Harvey Weinstein, quien según las publicaciones en The New York Timesabusó de decenas de mujeres durante décadas. Incluso, hasta Catherine Zeta-Jones se pronunció orgullosa de ellas, agregando que: “Esperemos que los dinosaurios que han podido salirse con la suya con este comportamiento durante años ya se hayan extinguido. De lo contrario, estamos verdaderamente estancadas en un mundo muy triste y muy des­tructivo”. 

La actriz Alyssa Milano, luego que estos días ha ido aumentado la larga lista de actrices que fueron víctimas de los abusos del productor de cine Harvey Weinstein, visualizó un problema que va más allá de los estudios de cine. El #MeToo (yo también) se ha globalizado, siendo adaptado a varios idiomas. En Español, lo podemos apreciar como: “#YoTambien”.

La idea original comenzó en 1997; impulsada por Tarana Burke,  antes del networking, creó el movimiento “Me too” y posteriormente fundó una organización, para ayudar a víctimas de agresión sexual, denominada “Just Be Inc.”.

En sólo un día #metoo fue tuiteado más de medio millón de veces. Mensajes que expresan brevemente los testimonios de miles de mujeres, que han sufrido acoso o abuso sexual.

Pero, como se ha visto en las redes sociales, esto no sólo es un hecho aislado en Hollywood. Por ejemplo, según el informe que presentó la Agencia Europea de Derechos Humanos en el 2014, siete de cada diez directivas de los países de la Unión Europea han sufrido o sufren acoso sexual en el trabajo. 

Toda la humanidad saldría beneficiada si se pusiera fin a esta clase de agresiones, ya que se han alcanzado avances en la creación del marco internacional que proteja a las mujeres. Pero, han surgido nuevas formas de violencia y han ralentizado los progresos hacia la igualdad y la ausencia de violencia. La existencia del abuso contra la mujer, como problema social, es una expresión de que los Estados están en deuda con el compromiso político, la visibilidad y los recursos necesarios para definir su pronta solución (Estudio Secretaría General de la ONU; 2006).

Un video ha comenzado a circular en América Latina (realizado por un grupo de youtubers de República Dominicana), para apoyarar la defensa de los derechos humanos de las mujeres, frente a los abusos y acosos sexuales:

La violencia contra la mujer trasecendió desde la vida privada  hacia el dominio público, en el área de la responsabilidad de los Gobiernos. Gracias a la función de base de las organizaciones y movimientos de mujeres en todo el mundo, se ha descubierto que la violencia contra la mujer es el resultado de una mala costumbre histórica en las relaciones estructurales entre el hombre y la mujer. Naciones Unidas ha sido un impulsor de la definición de la violencia contra la mujer, como asunto de derechos humanos en el panorama internacional.

Aprovechando este escándalo, que ha reventado en la fábrica de películas, tal vez, más importante del mundo, es el momento de tomar el tema en serio, alejándolo de la frivolidad en el cual se manifestó brutalmente y comenzar a mover a las autoridades políticas de los gobiernos, desarrollando una seria hoja de ruta, que se comprometa con salvaguardar los derechos humanos de las mujeres, para que el miedo no sea un puente duro de cruzar, haciendo que una mujer deba aceptar abusos, como moneda de cambio que le asegure acceso al mundo laboral. Es una misión que corresponde a toda la sociedad, local y global.

El Editor

 



A %d blogueros les gusta esto: