X-M

¿En qué consiste la norma ISO 37001?

¿En qué consiste la norma ISO 37001?

El fenómeno de la corrupción se ha transformado en una gran enfermedad sociológica, que se ha hecho crónico a lo largo y ancho del globo. Organismos de la talla de la OECD y Transparency International, por ejemplo, han ido presionando a gobiernos y sociedades para la toma de decisiones sobre tratamiento de la lucha contra la corrupción y el soborno. Desde 2016 la norma ISO 37001 ha sumado un grano de arena para combatir este flagelo.

El ambiente internacional de la lucha contra la corrupción

Más allá de rankings que categorizan a los países, la corrupción exhibe los males que las sociedades sufren, como un conjunto de personas que se engañan las unas contra las otras, para imponer malas artes que afectan a mayorías, en beneficio de, muchas veces, oscuras minorías.

El alcance de la corrupción no tiene fronteras, porque a pesar de las medidas que algún gobierno pueda preparar, el espíritu de la corrupción siempre se da maña para congelar proyectos de ley, hacer vista gorda o, en casos extremos, eliminar a los denunciantes y/o a las denuncias.

Varios países han implantado leyes exitosas para prevenir y penalizar toda acción de soborno. Sin embargo, en otros países persiste la vulnerabilidad para poder frenar la corrupción.

Esta “circunstancia colectiva”, en un momento determinado, afecta negativamente las proyecciones reales que una sociedad puede lograr, debido a que la misma corrupción distorsiona las necesidades de una comunidad, con recursos que son desviados hacia el precipicio de lo ilícito.

Luego, son las sociedades de cada país, de cada región, las que están en la obligación de detectar los puntos donde se desarrolla la corrupción y trabajar bastante, en forma integrada y comprometida, para reducir los focos de acción corrupta.

Una de las cualidades positivas de los organismos de cooperación internacional, se basa sobre los acuerdos marco, normas, protocolos y convenciones que llegan a establecer, para el cumplimiento por parte de los países en el transcurso del tiempo. Luego, los gobiernos se hacen responsables de cumplir con los objetivos que estos organismos van colocando para cada país.

Transparency Internarional elabora cada año un ranking sobre los niveles de percepción de corrupción en los países. En enero de 2017 fue publicado el siguiente gráfico:

Índice de Percepción de la Corrupción 2016 de Transparency International

Ver la tabla 2016 de Transparency International: Bajar archivo.

La OECD, por su parte, realiza estudios sobre la información que solicitan a los gobiernos, para establecer los niveles de compromiso que desarrollan, en función de los objetivos que deben cumplir, por pertenecer a dicho organismo.

La Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales de la OECD (Convention on Combating Bribery of Foreign Public Officials in International Business Transactions),, es un “acuerdo legalmente vinculante; los países que se unen a la Convención acuerdan establecer como delito el cohecho de un servidor público extranjero en su legislación nacional e implementar políticas efectivas para evitar, detectar, investigar y sancionar el cohecho internacional. La Convención Anticohecho de la OECD es el primer y único instrumento internacional anticorrupción que se enfoca en el lado “oferente” de la corrupción, es decir la persona o entidad que ofrece, promete u otorga una dádiva. Este preciso enfoque ha permitido a la OECD convertirse en la autoridad más destacada del mundo contra el cohecho en transacciones comerciales internacionales!.

¿Qué hacemos con la corrupción?

Como hemos visto, tanto la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y. Transparency International, han ido ganando espacios de liderazgo en la lucha internacional contra la corrupción..

En el siglo XXI, en curso, se ha ido tomando consciencia que se trata de una epidemia que ataca a la sociedad global, que ha precarizado la calidad de vida de las personas.

El tema ha cobrado trascendencia y algunos países han establecido iniciativas para poder penalizar drásticamente actos de corrupción. Lentamente, estos países han ido actualizando los cuerpos legales, en discusiones en los respectivos parlamentos, para ir aprobando leyes que persiguen la corrupción en empresas, organismos públicos, partidos políticos y ciudadanía en general, intentando mejorar las condiciones de desarrollo democrático, gubernamental, económico y social, para alcanzar el bien común de las personas.

La ISO 37001

En este ambiente global surge la norma ISO 37001 sobre Sistema de gestión Anti-soborno, publicada en 2016; cuyo objetivo es ayudar a las empresas a combatir el soborno y promover una cultura empresarial ética.

Como el soborno y la corrupción pueden tener distintas definiciones legales según cada país, la norma no proporciona ninguna definición concreta de soborno. No obstante, proporciona guías de lo que se entiende internacionalmente por soborno para que se entienda su intención y alcance.

La norma ISO 37001 de 2016; facilita que una empresa reduzca la corrupción, pero no se libera de sobornos. Indica un modelo con medidas que se aplican, para que las empresas implanten controles que mejoren su capacidad de prevención, detección y tratamiento del riesgo de soborno.

Esta norma no da tratamiento específico sobre fraudes, cárteles antimonopolio o delitos de competencia, ni del blanqueo de activos u otras actividades relacionadas con las prácticas corruptas.

Esta norma ayuda a exhibir ante los dueños de la empresa y clientes, que la organización está comprometida con la cultura anti-soborno, con estándar internacional. Apoya a la creación de valor que la empresa realiza, como así también, el comportamiento frente a los demás actores sociales.

Esta norma necesita cumplir con requisitos base, para comenzar su aplicación. Primero, debe asegurarse de cumplir con la legislación y otros compromisos adquiridos voluntariamente.

La norma señala las acciones cuya oferta, suministro o aceptación, conforman soborno, como delito. Solicita a las organizaciones que establezcan un modelo para prevención, el cual debe incluir actos como:

  • Donaciones de caridad
  • Entretenimiento
  • Regalos
  • Viajes
  • Viáticos
  • Recompensas por objetivos
  • Patrocinios
  • Estudios y formación
  • Membresía a clubes
  • Favores personales
  • Incentivos monetarios
  • Etc.

La ISO 37001 es certificable por una tercera parte independiente. Es una manera de garantizar que se aplica de modo eficaz. La norma está dirigida a organizaciones de todos los tamaños y sectores de actividad, tanto pública como privada.

Se recomienda la necesidad de predicar con el ejemplo de la alta dirección, revisando y mejorarando el sistema de gestión constantemente. También incluye acciones de control, estableciendo los procesos de monitoreo respectivos sobre los colaboradores, señalando que aquellos deben acogerse a las directrices que cumple organización.

Los sectores gubernamental y empresarial cuentan con el primer estándar global, relativo a las buenas prácticas para la prevención, detección y acción ante el soborno. Es un hecho de la causa que estas normas deben ir siendo inyectadas hacia las venas de la cultura ciudadana, para actuar contra la corrupción.

El Equipo X-M

 

 



A %d blogueros les gusta esto: