X-M

Proyecto Chaucha 2017 – 2018

Proyecto Chaucha 2017 – 2018

César Vásquez, fundador del Proyecto Chaucha, ha emitido una opinión en la plataforma Medium, donde detalla los alcances del proyecto que lidera.

Santiago de Chile, Viernes 5 de Enero, de 2018. Por César Vásquez.

Proyecto Chaucha 2017 – 2018

Ayer en la tarde, conversando con los amigos de Descentralizados escuché la frase de “salir a ponerle el pecho a las balas”, y creo que es la mejor forma de resumir lo que ha sucedido en estos cuatro meses de proyecto.

Inicio, entre Agosto y Octubre

Desde que creamos el Proyecto Chaucha definimos dos objetivos claros, que la Chaucha era una “criptomoneda de ejemplo” (sin ninguna cualidad especial desde ámbito técnico, pero que mantiene todas las cualidades de una criptomoneda funcional), y que nuestro trabajo como organización se enfocaría en crear herramientas de software para ayudar a la comunidad a comprender de mejor manera que son las criptomonedas, en base a la utilización de la Chaucha.

El concepto de “criptomoneda de ejemplo” nace desde la humildad, para no presentar a nuestra criptomoneda como una revolución monetaria o un método para ganar dinero fácil. La Chaucha tiene las mismas funcionalidades de Litecoin, se puede utilizar para el comercio electrónico, para invertir en ella y para transferir valor entre personas, y junto con esto, es posible utilizarla con fines educativos, para así acercar estas nuevas tecnologías a la mayor cantidad de personas posibles.

Si no me crees, te invito a leer los dos primeros parrafos de chaucha.cl, que no han sido modificados desde septiembre.

En los primeros meses de desarrollo logramos construir la Red Chaucha, nuestra criptomoneda “bien bonita”, y la inauguramos al mundo. Luego de esto, decidimos implementar como una versión de pruebas la plataforma de Chaucha Docs y la Mining Pool oficial. También decidimos hacerle un “cambio de look” a la página web en base a una critica constructiva por parte de las personas de CryptoMarket, para que nuestro proyecto fuera un poco más presentable y entendible por los nuevos usuarios.

Luego de esto, decidimos diseñar dos proyectos creados al 100% por parte de los miembros del Proyecto Chaucha (Camilo y yo), que fueron Quirquincho, nuestro querido Bot de Telegram, y Chinchilla, el explorador de bloques minimalista que permite observar el Blockchain de la Chaucha.

En base a nuestro trabajo mantuvimos un crecimiento orgánico de entre 20 a 30 usuarios al día en nuestra página oficial de Facebook, sin necesidad de pagar publicidad y basándonos en el funcionamiento del “boca a boca”. Gracias a esto, no se necesitó modificar los canales de comunicación de los avances y del desarrollo del Proyecto Chaucha, ya que estos primeros usuarios (y amigos a esta altura) leían los comunicados de Facebook, los comentaban, nos daban ideas para mejorar y se comprendían los problemas que existían en la Red.

Visibilidad del Proyecto: Entre Noviembre y Diciembre

El único email que he enviado a la prensa fue dirigido a un columnista de FayerWayer que estuvo escribiendo sobre criptomonedas por un par de meses, y que compartía la manera en que estaba presentando la información en este blog de tecnologías.

Al amigo de FayerWayer le gustó nuestro proyecto y decidió realizarme un par de preguntas, que junto a la comunidad en Telegram (que eramos 33 a esa altura) logramos responderlas de la manera más clara posible.

La columna de FayerWayer pasó a Publimetro, luego a BioBioChile, y despues se volvió una bola de nieve que nos dió notoriedad en el ámbito tecnológico Chileno. Quizas no fuimos ni la primera ni la mejor criptomoneda en Chile, pero ahora somos la más grande, y estamos orgullosos de ese logro.

Con la prensa llegó más prensa, y con los nuevos usuarios llegaron muchos más nuevos usuarios, y también se interesaron empresas locales en aprender sobre los beneficios que genera la adopción de las criptomonedas. La comunidad que estábamos construyendo creció y sigue manteniendo un crecimiento estable hasta el día de hoy.

En cuatro meses logramos convertir una idea loca en un proyecto importante, lo cual nos ha traído muchas alegrías y varios problemas que no habíamos tomado en cuenta hasta ahora. Este crecimiento se debe a la comunidad, y a todas las personas que se tomaron un poco de su tiempo en conocer lo que es una criptomoneda y que ofrece nuestra propuesta.

Muchas gracias por todo, y ahora presentaré unas propuestas para este nuevo año de la Chaucha.

Futuro: 2018 hacia el infinito

En la actualidad mantenemos dos problemas que hemos arrastrado durante los cuatro meses de vida del Proyecto Chaucha, que es la estabilidad de la Red y la claridad en la información que entregamos.

En el ámbito técnico, ya se han hecho propuestas y se han realizado pruebas en la red de nuestra criptomoneda, que han sido realizadas por los mismos miembros de la comunidad, y que serán implementadas a finales de Enero del 2018. Estos cambios permitirán que la red se ajuste de mejor manera a los cambios en el poder de procesamiento de transacciones, lo que ayuda a que la red no se congele.

 
 
Prueba de estrés del nuevo algoritmo de dificultad

En el ámbito comunicacional hemos realizado cambios drásticos para mejorar nuestra manera de presentar información hacia la comunidad. Estamos diseñando un plan comunicacional para los miembros permanentes del Proyecto Chaucha, junto con la redacción del WhitePaper que nunca escribimos.

La comunidad de desarrolladores ha presentado diversos proyectos para nuestra criptomoneda, desde el análisis del precio en los Chauchometros, las chaucheras para permitir guardar y administrar la Chaucha y muchos otros. Seguiremos incentivando y apoyando estos desarrollos independientes e invitamos a los desarrolladores quienes quieran ayudar o aportar a unirse a la comunidad de Chaucha Devs.

Entendemos que la falta de información clara produce miedo e incertidumbre hacia los usuarios de la Chaucha, e intentaremos mejorar cada día en este ámbito.

También existen otros desarrollos del Proyecto Chaucha que habíamos definido para el año 2018, como lo son mi propuesta de una Blockchain para la Educación, la creación de nuevas herramientas que permitan una fácil adopción de la Chaucha para el comercio online, y el crecimiento de nuestra comunidad con iniciativas como el “Chauchapalooza” (que obviamente tendremos que cambiarle el nombre para evitar problemas de copyright).

Otro aspecto importante es la formalización del Proyecto Chaucha como sociedad, ya que este punto nos permitirá incentivar de mejor manera la creación de herramientas de software y la adopción de las criptomonedas en el ámbito empresarial tradicional, ademas de permitirnos generar alianzas entre empresas y desarrollar nuevos y mejores servicios.

Y para finalizar, es necesario que dentro de estos primeros 5 años de vida de la Chaucha se logre una independencia y descentralización de la Red, que nos permita que los mismos usuarios y las entidades que utilizan la criptomoneda puedan mantener su funcionamiento en el tiempo. Este punto es uno de los más importantes dentro del desarrollo del Proyecto Chaucha, y nos permitirá que nuestros nietos puedan jugar con sus Chauchas en el futuro.

Chaucha hay para rato.

No se llegó a un consenso para utilizar este post como “Comunicado Oficial”, y Camilo se encargará de redactar un post mejor en los siguientes días. Esto es mi opinión personal.

Fin de la ocmunicación.



A %d blogueros les gusta esto: