X-M

Reflexión sobre la colusión en la criptomoneda

Reflexión sobre la colusión en la criptomoneda

Los nuevos usuarios “traders” que se van integrando al modelo criptomonetario y otros, con más experiencia en los mercados de activos financieros, comienzan a mezclarse y a enfrentarse, lidiando con los bordes de lo ético y lo salvaje que resulta el mercado.

En esta ocasión, Mónica Castro, Administradora del grupo Criptomonedas para principiantes (facebook), expone su reflexión, respecto al debate sobre la aparición en Telegram, sobre un grupo denominado “Pump Chaucha”, dedicado precisamente a manipular de modo masivo y articulado, la compra y venta especulativas, para inyectar pesos a la masa monetaria de la Chaucha y, acto seguido, en un veloz tirón, una vez subido el precio, hacer un rápido rally de venta de la criptomoneda, para profitar raudamente, impactando violentamente la cotización de la Chaucha, hacia la baja.

“Es por eso que me gusta tanto la chaucha, justamente porque muestra dos aspectos muy marcados en la naturaleza humana que entre sí parecieran excluirse, pero que en realidad viven muy pegaditos: la necesidad de la comunidad (intercambiar, tener reglas salidas del común acuerdo, no vivir en la asfixia del capital), pero también la necesidad mamífera de competir (desde el fútbol en adelante). Tratar de separarlos es como querer partir a la gente en dos. Otra cosa es que nos guste andar predicando que somos sólo comunitarios porque queda bien, porque nos pone del lado de los “buenos”. (Y cuántas ideologías comunitarias no han terminado también siendo un asalto a mano armada a la población o dictaduras calcaditas con las que combatieron). Además si bien está bien avisar estas cosas, no hay estafa o balleneo que no tenga una contraparte también de ambición, en el que compra de una todo lo que se le pone por delante sin darse ni siquiera una vueltecita por internet para enterarse de que estas cosas pasan. Falta un poco más de cinismo, en el sentido original de la palabra. Quien sabe si desde ahí empezaríamos a avanzar en vez de mordernos la cola a cada rato”.

Mónica Castro

Muchas veces, los consumidores reclaman, con justa razón, cuando la justicia determina que los oligopolios se coluden para inflar los precios y obligar a los mismos consumidores, para que paguen más caro por los productos y servicios, disponibles en el mercado.

Parece que los usuarios de las criptomonedas, no sólo se verán obligdos a aprender conceptos informáticos y financieros. También será preciso repasar y aprender, conductas que respeten el normal funcionamiento del mercado.

Un dato para recordar, la Chaucha fue desarrollada principalmente como criptomoneda con fines educativos para los ciudadanos. Si la Chaucha sigue en pie, significa que la mayoría está aprendiendo. Larga vida a la Chaucha y a las criptomonedas de buena voluntad.

El Editor.

 


Tags assigned to this article:
chauchacolusioncriptomonedainflarreflexióm

A %d blogueros les gusta esto: