X-M

América Latina, el Caribe, el 2018 y el 2019

América Latina, el Caribe, el 2018 y el 2019

América Latina y el Caribe proyectan cierta recuperación del PIB, a la luz de los registros y proyecciones, hemos preparado un sencillo ejercicio de revisión panorámica de la región.

Los indicadores han sorprendido a la mayoría de países, debido a la obtención de mejores resultados que los pronosticados por organismos internacionales, tales como el FMI o el World Economic Outlook. Análogamente, las cotizaciones de las principales materias primas de exportación han elevado sus precios, gracias a un aumento de la demanda, conectándose con el aumento internacional del PIB.

El probable aumento del PIB para este 2018 podría obedecer a que el sector externo aprovecharía un aumento mundial del PIB, y por mejores probables precios de las materias primas. Además, se supone que debería aumentar el nivel de inversiones en Argentina, Brasil, Colombia y Chile.

La película de los últimos 4 años, como veremos en los gráficos siguientes, nos muestra una tendencia discreta de aumento del PIB.

En América del Norte aún están negociando el TLCAN (NAFTA), conversaciones que ya se están extendiendo mucho. Hace unas semanas, mencionamos las intenciones de México, para abrirse paso hacia otras alianzas comerciales, buscando socios que lo ayuden a dejar la USA-dependencia, para tener mayor versatilidad comercial para su oferta exportable. Mientras tanto, Puerto Rico, sigue en profunda recuperación, luego de recibir la visita insolente de los huracanes, las proyecciones se deberían ajustar hacia los próximos años.

Sudamérica, espera mejoras en las valoraciones de las materias prima que ofrece. Sin embargo, está bajo una profunda presión, debido a las diversas acusaciones de corrupción y problemas políticos en algunos países. Perú, Venezuela y Brasil, asoman con frecuencia en los “mass media”, con escándalos y acusaciones que llegan hasta los parlamentos o los tribunales de justicia respectivos. Tratamos el tema de la corrupción, de acuerdo a un estudio de Transparency International, donde da cuenta delo gran problema que azota a la región. Mientras países como Argentina y Chile, trabajan por recuperar un ritmo más intenso, incluso asumiendo nuevos compromisos, tras suscribir una actualización del TLC entre ambos. Uruguay, en tanto, lleva el tema de expansión comercial con serenidad, debatiendo nuevos TLC en el parlamento. Perú, a pesar de todo, se encuentra en buen camino de crecimiento del PIB. Preocupa el torbellino político por el cual atraviesa la política brasilera desde hace un par de años, con tantos actores políticos, de primer nivel, que han sido acusados de corrupción y han afectado la normal gestión económica del gigante sudamericano.

Centroamérica es una zona sensible, dentro de América Latina, debido a las carencias económicas que los países de la región padecen. Los problemas políticos impactan de una u otra forma el normal desarrollo de las sociedades, que sufren un deterioro en su calidad de vida. Sin embrago, los rendimientos en el PIB se han visto en buen ritmo y se proyectan del mismo modo. Pero no es garantía alguna de que los ciudadanos pueden acceder a una calidad de vida superior. Preocupa la estabilidad política en Honduras, que se ha visto complicada por las protestas contra el actual gobierno, tema que ha sido extensamente tratado por analistas políticos internacionales, durante los últimos meses. En contraste con Panamá, que ha ido viendo una mejoría en las expectativas, dada su ubicación estratégica, por el canal de Panamá y los anuncios de inversiones en nuevos proyectos, para aumentar el tránsito de embarcaciones, como así también capacidad portuaria de alto volumen.

El Caribe, contiene a algunos de los países con mayores problemas económicos, como el caso de Haiti, con masivas salidas de habitantes hacia otros países, con mejores proyecciones de subsistencia. Trinidad y Tobago, que ha sufrido con las bajadas de precios de las materias prima que produce, como petróleo. Jamaica que se está recuperando de una severa crisis que sufrió hasta el 2013; buscando aumentar la captación de inversiones, con el ánimo de convertirse en uno de los centros logísticos más importantes de la región.

Los desafíos de América Latina

Los tibios pronósticos permiten visualizar un posible aumento regional del PIB para el 2019. Pero no es suficiente. ¿Cómo enfrentar problemas de la recuperación de los empleos perdidos; la corrupción pública y privada; como así también el efecto ascendente del cambio climático? Todos estos temas, que también se deben considerar en un análisis económico íntegro y no sólo parcialmente dedicado un sólo indicador.

Cerrar los ojos para evitar reconocer la situación social, política y económica en América Latina y el Caribe, significa padecer de serios sesgos que, entrados en el siglo XXI ya comienzan a estar obsoletos, considerando que el PIB positivo “per se” no augura mejores expectativas para la población. A fin de cuentas, si las mejoras de la economía no “fluyen” hacia el grueso de la población, realmente ese ansiado “crecimiento del PIB” es vano, frívolo, inútil, sabiendo que existe una deficiente distribución del ingreso, pésimas condiciones de vida para el grueso de los habitantes en la región y un ecosistema que se sale de control, frente al avance imparable del cambio climático y al tratamiento de desechos, que ya se desparraman por océanos, mares, lagos, .ríos y canales.

No sirve alegrarse por “crecimientos” sin contenidos, si aquellos que realmente importan en la sociedad no tienen la oportunidad de acceder a mejores condiciones de vida, tales como los pensionados, las mujeres, los niños o de algunos que no tienen la fortuna de llegar a recibir una mejor educación. Por otro lado, en la prensa regional, las denuncias sobre “mega corrupciones” de personajes de gobiernos; colusiones de empresas o una alianza corrupta entre estatales y privados; evasión tributaria hacia paraísos fiscales, entre otros factores, disuelven cualquier pretensión de proyectar un concreto escenario que íntegramente sea positivo y soporte el bien común de los habitantes de estos países.

El desafío es atrevido y sólo el tiempo nos dirá cuál será la respuesta de la región, para enfrentar a sus propios fantasmas.

América Latina tiene generosos recursos naturales, algo que no pueden decir en otros lugares del mundo.

El Editor

 


Tags assigned to this article:
america latinael CaribeFMIPIB

A %d blogueros les gusta esto: