X-M

Proyecto LUKA, otra criptomoneda chilena

Proyecto LUKA, otra criptomoneda chilena

LUKA (LUK), criptomoneda chilena.

Nace de un impulso de creatividad y las ganas de expandir el concepto de las crypto y todo lo relacionado a blockchain y sus utilidades.

El Proyecto Luka es el resultado de la constancia y el arduo trabajo, con un ingrediente “maestro”: el entusiasmo de su equipo realizador y los miles de usuarios incondicionales que se han comprometido desde el principio.

Han sido meses de avances, esperanzas y recompensas por el trabajo realizado. En su definición de su sitio web www.cryptoluka.cl declara:

Pretendemos lograr ser un foco social, donde el usuario logre sentir el valor agregado al utilizar LuKa en su vida diaria, como también ser foco en ámbitos de utilidad y trading en conjunto a proyectos similares. Este último punto, el trading, es una parte esencial de nuestra visión debido a la creciente adopción de esta tecnología en diferentes rubros del país como productos, servicios y otros intereses.

Desde este enfoque, asoma su primera gran diferencia respecto de Prosus y Chaucha, dado el carácter de intercambio orientado hacia la transacción como si se tratara de un activo digital en sí mismo.

 

Rápido y Furioso

En efecto, en cierto modo, su meteórico avance ha sido “Rápido y Furioso”, mirando el reloj y el calendario, con la adrenalina que le han impreso los “usuarios” desde su aparición, en la fase de “preminado”. Muchos de estos usuarios aprendieron con la Chaucha sobre las criptomonedas, pero de pronto vieron en Luka una oportunidad de ganar mayores utilidades, dedicando esfuerzos a esta criptodivisa.

Desde enero de este año han avanzado con aciertos y errores, que han ido mejorando constantemente la operación de la cadena de bloques que genera Lukas. Este “código” es culturalmente importante para los chilenos (un modismo que hace referencia a “ganar lukas”, es decir: obtener muchos billetes de mil pesos).

Dentro de lo planificado por su equipo desarrollador, ha ido a su propio ritmo, esperando con extrema paciencia el alcance de objetivos volantes para su consolidación.

El Frío Misterio

La noticia arrasó con todo. El anuncio de Orionx Exchange para incluir a Luka entre las criptomonedas para transar, fue sorpresiva. Se había anunciado que podría haber sido efectivo a fines de marzo, sin especificar cuál criptomoneda. Sin embargo, la decisión de Orionx precipitó los planes.

Fue un hecho especial, debido a los permanentes llamados al exchange, para incluir a Luka entre las criptomonedas de transacción local. Como reza el refrán: “Vox Populi, Vox Dei”, Orionx hizo caso y tomó la decisión. El anunció de la comunidad Luka no se hizo esperar en sus redes sociales:

En breve tiempo, estaban en cuenta regresiva para entrar a un mercado formal, tras semanas de transar la criptomoneda a través de una planilla excel automatizada por los mismos poseedores y mineros de la criptomoneda, en una forma romántica de trabajar, expresando gran devoción.

 

 

El big bang de Luka en Orionx

En el medio se respiraba tensión, debido a experiencias previas de comportamiento de los eufóricos compradores. Momentos especiales que marcaron hitos, tales como la Navidad de Chaucha, cuando inexplicablemente se elevó hacia los $ 8.650.- (poco más de USD 14,00; habiendo subido cerca de 800% en 24 horas), para luego caer hasta un precio que actualmente bordea los $ 300.- (USD 0,50). El otro evento, más dramático, fue el día del lanzamiento de la internacional Ripple, cuya aparición en Orionx marcó un sorpresivo (amargo) antecedente, siendo cotizada (durante los primeros minutos) a $ 25.000.- (cerca de USD 42,00.-), en circunstancias de que en los mercados internacionales se cotizaba a precios entre a los USD 0,80.- y USD 1,20.-

El temor que se paseaba entre las redes sociales, al parecer que surtió efecto, debido a que los primeros minutos de operación se llegó a ubicar en torno a los $ 2.000 (hacia los USD 3,30.-).

Las experiencias relatadas y la planilla excel automatizada por los usuarios, hicieron de verdaderas guías para los “traders”, quienes manejaron el pulso de cotizaciones de modo más criterioso, al punto de celebrar este comportamiento ejemplar.

Sin embargo, afloraron muchas críticas contra el exchange, debido a la lentitud de ejecución de órdenes de compra y venta, transformándose en la polémica de la pasada semana, principalmente en los grupos de Telegram.

Evolución del precio de Luka durante los primeros días (21 de marzo al mediodía del 26). FUENTE Orionx.

 

El trabajo de equipo en Luka

El proyecto fue creado por Ariel Salas estudiante de ingeniería informática, de tan solo 22 años, que comenzó hace siete meses, para sumar esfuerzos de cara a la integración de la sociedad chilena hacia las nuevas tecnologías derivadas de la Blockchain.

Con el tiempo fue incluyendo desarrolladores, como Francisco Armijo (ingeniero de software) y Eduardo Godoy (Designer UI/UX), que en conjunto con otros colaboradores (principalmente “mineros”), han ido levantando este proyecto, con perseverancia y paciencia.

Este camino, los llevó a planificar mejor la hoja de ruta:

El Proyecto Luka es una realidad, que ya ha dado los pasos para comenzar a consolidarse en el mercado criptomonetario chileno, donde se une a Prosus y a Chaucha, como expresiones de la nueva economía descentralizada, que a nivel global está empujando profundas transformaciones económicas, financieras y comerciales, tanto a nivel local, como internacional.

Como millones de personas, a lo largo y ancho de todo el mundo, han venido repitiendo en el último año: “Las criptomonedas llegaron para quedarse y los cambios a las viejas estructuras económicas son inevitables“. Aquellos que no comprendan la naturaleza de estas nuevas tecnologías, simplemente quedarán fuera de los circuitos masivos de operación de actividades económicas.

Es preciso comenzar a aprender y conectarse con esta nueva realidad, porque de lo contrario, los más escépticos quedarán marginados de todo posible futuro desarrollo, que como sabemos, en las tecnologías de la información actúan como avalanchas que arrasan sin piedad, por sobre todas las antiguas estructuras que fueron estándares algún día. ¿Hace cuánto que no ve una cinta VHS; escucha música en un walkman o enciende su TV blanco y negro regalón?

El Editor.

 



A %d blogueros les gusta esto: