X-M

Agenda para las criptomonedas

Agenda para las criptomonedas

La irrupción gradual de las criptomonedas en el mundo financiero, ha ido modificando algunas costumbres  alrededor del globo, durante los últimos años.

Desde que Satoshi Nakamoto (presumiblemente) entregó las primeras bitcoins, en 2008, se ha ido expandiendo un concepto de nueva economía, aprovechando el “rápido y furioso” avance de las TIC´s (Tecnologías de la Información y Comunicación). 

Durante el desarrollo de este siglo XXI, hemos sido testigos de la aparición de novedades en las comunicaciones (pasando desde el ICQ de Mirabilis, a fines de los 1990´s, pasando hacia el Microsoft Messenger), para consolidarse en las redes sociales de hoy, que  fueron aumentando, a lo largo y ancho del planeta. En todas las disciplinas, hemos vivido y compartido la experiencia de la automatización de procesos, de la reducción del tiempo y las distancias, del hecho instantáneo, que es conocido “urbi et orbi” en tiempo real.

Con tanto avance tecnológico, era un hecho que en algún momento, una herramienta iba a entrar a ese mundo financiero, a veces frío y distante, caracterizado desde la década de 1980 por el film “Wall Street” (popularizado por Michael Douglas).

Bitcoin, la primera criptomoneda, nace de la tragedia

La crisis “Subprime” de 2008 en EE.UU. habría sido el hecho que gatilló la creación de una criptomoneda, para salvaguardar los activos monetarios, en lugares donde el riesgo resulta menor. Así apareció el Bitcoin (BTC), que comenzó, como es sabido, su tímido recorrido hasta el día de hoy.

Durante años, sindicado como un medio de pago exclusivo para limpiar operaciones ilegales de intercambio, se fue abriendo camino y masificando, yendo más allá que las críticas e incertidumbres que desde los círculos financieros conservadores, repetían como martillazos contra la criptomoneda.

El 2017 fue un año clave, de inflexión, que ha hecho de las criptomonedas un agregado del sistema financiero global, por todos los atributos que exhibe y que está en constante proceso de mejora, cuidando su efectividad y eficiencia.

La agenda de criptomonedas que no puede esperar

Normalmente sucede, en la actualidad, que la tecnología presiona por actualizaciones legales, debido a que los legisladores no van al ritmo de los ingenieros, técnicos y diseñadores de nuevas tecnologías. El blockchain (cadena de bloques), las criptomonedas, son un claro ejemplo de esta circunstancia (global).

Algunos casos, por ejemplo, son determinantes, como las decisiones de los gobiernos de Rusia, Corea del Sur y China, sobre la generación de inicio de oferta de criptomonedas, que ha sido prohibida. Más aún, algunos  países, han manifestado su voluntad de trabajar sobre la construcción de instituciones, legislación y tecnologías para emitir su propia criptomoneda, en el corto plazo. Algunos, muchos, siguen incrédulos ante esta situación. Sin embargo, el volumen de dinero de fiato que mueven las criptomonedas es gigantesco, al punto de alcanzar la masa monetaria de transacciones de Wall Street.

Esta larga introducción, ha sido necesaria, para poner en contexto que se hace necesario estructurar una agenda, de preferencia armonizada, para que los mercados de criptomonedas puedan tener un desarrollo amplio y mejor adaptado a las necesidades de los ciudadanos.

El tema impositivo

Ha sido una de las preguntas más repetidas entre los nuevos usuarios de criptomonedas. Si bien las operaciones que dan origen a actos de comercio legales, que deben cumplir con la legislación tributaria, que es precisa, en modo y plazos, hay espacios que se han generado y se prestan para interpretaciones erróneas, principalmente, debido a que la tecnología superó a la normativa. Hay riesgos de malas prácticas, tanto por parte de los “contribuyentes” , como de la misma autoridad fiscalizadora. Ambas partes confundidas en los conceptos y en prácticas que no están contempladas en la legislación de muchos países. Estimados señores paralmentarios, por favor: ¡Despertad!

Normas sobre la generación de ICO´s

Por alguna razón ciertos gobiernos han prohibido operaciones de “inicio de oferta de cripptomonedas” (ICO´s, Oferta Inicial de criptomonedas). Se ha tornado muy peligroso, porque abre la puerta para que grandes especuladores inflen los precios y, al cabo de un breve tiempo, vendan rápidamente los stocks comprados de estas ICO´s, dejando mercados vacíos de liqudez y con miles de personas con pérdidas brutales. Para evitar una tragedia mayor, que amenace la estabilidad financiera de la sociedad, los gobiernos están blindando sus economías. (Algunos aún recordamos la génesis de la crisis asiática de 1998).

Sistema de pagos

Impulsar la cultura de usar criptomonedas como instrumento de pago. Masificar la costumbre de facilitar la circulación de criptomonedas, mediante el intercambio de productos y servicios por estas divisas virtuales. Ciertamente la popularización de los pagos en criptomonedas ayudará a la formación de la masa monetaria suficiente, para mantener un flujo constante y cotización estable, en un nivel de precios que sea el reflejo de los intercambios que la soceidad realiza. Las criptomonedas no son sólo para especular.

Diversificación de cartera de activos para  los inversionistas

Agencias o personas dedicadas a la inversión de activos financieros, están aprendiendo a usar las herramientas tecnológicas que permiten colocar dinero de fiato en criptomonedas, para aprovechar las ondas del mercado y salir cuando sea el momento, moviendo los capitales entre los diversos instrumentos que existen para manejar una cartera de activos rentable. Esto signfica que los agentes económicos y de fiscalización deben estar preparados para, muchas veces, cambios repentinos. Del mismo modo, que las empresas de soporte al sistema de operación de las criptomonedas, estén bien preparadas para dar buena atención a los usuarios y responder oportunamente ante las exigencias del medio electrónico y del medio humano.

Educación para el uso de criptomonedas

Como toda “novedad técnica” se hace preciso, con urgencia, que las sociedades sean educadas para el uso de las criptomonedas, para que tengan conocimientos sobre la mecánica de todas las posibilidades que la nueva tecnología del blockchain aporta a la economía (local y global). Las criptomonedas pueden resultar muy poderosas para las economías que aprendan rápidamente sobre su funcionamiento, constituyendo una nueva fortaleza competitiva. 

Esto será parecido al inicio de la masificación de la internet, hace poco más de 20 años.

Estos son puntos relevantes sobre los cuales las sociedades deben hacerse responsables. Será labor de los informáticos colocar a la ciudadanía al tanto, para que los representates de la soberanía, sean capaces de levantar leyes eficientes que impulsen la expansión de esta nueva economía. También, los “Traders” e inversionistas deberán asumir con altura de miras, que las criptomonedas cumplen varias operaciones financieras, funcionales a la sociedad, de manera tal que se dé por sentado que se trata de actuar con buenas prácticas comerciales y, en general, toda la sociedad asumir un rol participativo, para que vaya guiando la acción tanto de los Estados, como la de los mercados.

Tenemos un nuevo año para realizar avances.

El Editor.

 



A %d blogueros les gusta esto: