X-M

PROSUS: Promueve el altruismo como la economía mundial futura

PROSUS: Promueve el altruismo como la economía mundial futura

Prosus es una critpomoneda chilena, que en el medio interno provoca admiración y respeto. Fue creada en 2016, para ser utilizada como medio de pago, centrado en la educación de usuarios sin conocimientos técnicos. Requiere pocos recursos para funcionar. Este proyecto promueve el altruismo como la economía mundial futura.

Prosus (xPR), fue iniciada por cuatro pensadores de la blockchain como medio de intercambio de recursos y necesidades, según sea el nivel de acuerdos que se realicen en su red de usuarios.

En otra dimensión

Prosus no se intercambia en exchangers habituales  (hasta la fecha), ni tiene la popularidad de otras criptomonedas. Sin embargo, para sus más de 200 usuarios, constituye un compromiso con un concepto superior: el altruista.  Veamos qué dice la Real Academia Española de la Lengua:

Es precisamente esta cualidad, que la hace diferente a todas las criptomonedas conocidas. Levantar una red de cadena de bloques para generar una filosofía atrevida, osada para los tiempos actuales.

Prosus no se guía por la valoración en otras monedas, sean de fiato o digitales. En verdad, se ha propuesto libremente que sean los usuarios quienes asignen valor a aquello que intercambian, en función de unidades de Prosus.

Con este movimiento libre, hace que todos los análisis “criptofinancieros” queden inutilizados, cual “criptonita” para Superman.

La actividad de comprar y vender criptodivisas se denomina “trading”. Prosus, por su naturaleza librecambista, deja a la actividad del trading fuera de juego, dado que el intercambio de Prosus no obedece a los instintos de los “traders” (los agentes que practican el “trading”).

Es el meta libre mercado, el mercado más allá del mercado. Es la concentración de la valoración de la necesidad y de la oferta para cubrirla, la mecánica que resuelve el intercambio de oferente a demandante. El tema del precio pasa a segundo plano y deja en manos directas de comprador y vendedor, prescindiendo de los intermediarios, el perfeccionamiento de cada operación, atendiendo los intereses exclusivos del proveedor y del cliente, para efectos de cubrir sus intereses económicos.

Es, en cierto modo, un modelo de trueque digno del siglo XXI, donde el dinero de fiato y las otras criptomonedas también son bienvenidos, si es que los agentes de comercio así lo acuerdan.

Prosus no somete a sus tenedores a un stress angustiante. Hace posible la satisfacción de llegar a un equilibrio justo entre oferente y demandante, garantizando la tranquilidad que lo intercambiado refleja exactamente lo que el comprador y el vendedor esperaban sobre el objeto de intercambio y la “criptoretribución”.

A pesar del tiempo que lleva operando, no es muy conocida por los usuarios de las criptodivisas. Incluso, suele provocar conflictos entre los más fanáticos de las criptomonedas, porque cuesta entender la filosofía de uso.

Tal vez, se puede deber a la inmadurez propia de un mercado chileno que aún no conoce los alcances de la blockchain, como la tecnología soporte de las criptomonedas, como así también la visión sobre los medios de intercambio disponbles, que no sólo se refieren a comprar barato y vender caro la divisa, para ganar un margen.

Luego, el sistema de altruismo y la libertad de mercado que conecta a oferta y demanda, da un hipersalto, viajando hacia otra dimensión, que devuelve el espíritu de libre comercio (ese de fair play; de transparencia de información; de juegos de negocios certeros), que hace que el cliente y su proveedor confíen el uno en el otro, porque es el altruismo el que los convoca y une para aprovechar las ventajas de una tecnología muy bien cuidada, de desarrollo lento, pero de gran fortaleza técnica, que permite otorgar solidez a la confianza de este mercado, tendiendo a la perfección. Esa perfección ideal que está dada por la misma mano invisible (esa que Adam Smith invocaba en la “Riqueza de las Naciones”, en el mítico año 1776).

Pretende resolver aquello que el comprador y el vendedor tanto les complican: un precio justo. En la teoría de negociación, existe un escenario: el ganar-ganar. Cuando, fruto de una negociación limpia, se concreta el intercambio del objeto por Prosus, todos quedan conformes, porque se cumplen los términos y condiciones acordadas entre personas de palabra.

Tiene el mérito de contar con una base sólida de oferentes y demandantes (quienes entienden la filosofía), que están comercializando verdaderamente en un libre mercado, lejos de los vaivenes de las especulaciones, colusiones y otras enfermedades que aquejan severamente a los mercados monetarios reconocidos por los “mass media”.

Sin embargo, el libre mercado de Prosus no queda exento de sufrir de la delincuencia, por hurtos o estafas, que los usuarios inescrupulosos podrían llegar a cometer, al igual que en todo mercado.

¿Cómo conseguir unidades de Prosus?

Hemos visto una descripción diferente, para una criptomoneda diferente, en virtud del altruismo.

Como toda criptodivisa, Prosus se puede adquierir por tres medios:

  • Minado (generación de bloques de Prosus, con una recompensa marginal para el minero)
  • Venta de producto o servicio (como el retorno monetario)
  • Donación (simplemente el hecho de recibir Prosus desde otra persona)
  • Compra de cirptomoneda (la adquisición de unidades de Prosus a un tenedor de esta criptodivisa)

En el sitio web de Prosus: prosus.money encontraremos los detalles sobre el universo paralelo de esta criptomoneda, de filosofía ambiciosa y profunda, que va más allá de los que podemos ver hoy.

Sitio web de Prosus

Formalmente, está respaldado por la empresa de servicios informáticos Prosus Corp. con domicilio en Valparaíso, Chile.

Existe la comunidad de Telegram “Prosus para principantes“, que normalmente contiene un ambiente distendido y solidario.

La gran pregunta: ¿Dónde usar Prosus?

Existe el sitio donde se puede intercambiar bienes y servicios por la criptomoneda, en un sistema de tipo “mercado libre”, sencillo de usar y realizar negocios: ALTRUI Exchange, un lugar para vitrinear y comprar.

Una blockchain inteligentemente diseñada para una criptomoneda, para efectuar negocios inteligentes, donde las distorsiones de mercado han sido minimizadas, para lograr una experiencia de compra y de venta, satisfactorias y efectivas, con una filosofía que promueve principios y cualidades propias de una sociedad avanzada, en algún mundo futuro.

El Editor.



A %d blogueros les gusta esto: