X-M

Los bancos y las criptomonedas: un vínculo en construcción

Los bancos y las criptomonedas: un vínculo en construcción

Hace pocos días, los usuarios de 2 de los exchanges más importantes de intercambio de criptomonedas que operan en Chile -y en algunos otros países de habla hispana- recibieron un comunicado sobre un hecho que afectaba tanto a Criptomarket como a Buda. Ambas plataformas habían sido notificadas del cierre de una de sus cuentas bancarias; Scotiabank en el caso de Criptomarket y de banco Itaú, en el caso de Buda.

Es interesante mencionar que esta decisión de los bancos involucrados de “No abrir cuenta a nadie que tenga relación con Criptomonedas” coincide con el informe de la última cumbre del G-20 (Foro integrado por los 20 países que representan el 85% de la economía mundial), celebrada hace pocas semanas en Argentina -donde Chile fue país invitado- donde se desprende una apreciación abierta y positiva frente a los criptoactivos, reconociendo su valor como innovación tecnológica y con el potencial de “mejorar la eficiencia y la inclusión del sistema financiero y la economía en general”.

Desde el surgimiento del Bitcoin y hasta varios años después, el mercado de las criptomonedas no parecía despertar una especial preocupación desde las entidades financieras o bien gubernamentales. Sin embargo, el crecimiento del Market Cap asociado a las mismas, sumado a los altos precios alcanzados por el BTC, pusieron el tema en el centro del debate.

Y en este contexto, cada nación ha tenido frente a este nuevo paradigma sus propias respuestas, que varían desde la prohibición hasta una integración entusiasta que ve oportunidades, donde otros ven amenazas. Hagamos un breve repaso de las diferentes posiciones que se han planteado en algunos países de la aldea global:

Japón

Es considerado el primer país donde el bitcoin se declaró como un método de pago legal y actualmente cuenta con más de 200 mil comercios que lo integraron como una más de sus formas de pago. No obstante haber sufrido varias veces hechos delictuales de gran envergadura, las medidas no han estado vinculadas a la prohibición sino que a implementar estrategias de manejo y control del riesgo.

 

por Mónica Castro

Blogger en desarrollo de contenidos digitales, interesada en educación, ciencia y tecnología. Contacto: gestiontextual@gmail.com. Colaboradora X-M Cultura Global.

 

Holanda

El modo de dar respuestas a las problemáticas en Holanda va nuevamente de la mano de la investigación, la observación y la búsqueda de soluciones que involucren a todos los actores de la sociedad. En el caso de los activos digitales, el Banco Central de Holanda optó por crear su propia criptomoneda con el fin de estudiar y analizar su funcionamiento. Hace solo unos pocos días, un tribunal de Amsterdam, ante la denuncia de un usuario de un servicio de minado que no recibió lo ofertado, definió a bitcoin como una “representación de valor transferible”. Esto sin contar con los numerosos experimentos donde se está aplicando la tecnología blockchain.

EE.UU

Siendo el país donde se registra la mayor cantidad de transacciones de criptomonedas, ha transitado desde el total escepticismo, hasta la precaución. Grandes personalidades del mundo financiero han llamado al bitcoin estafa y burbuja para luego deshacer sus dichos apuntando a la necesidad de estudiar este nuevo paradigma económico. Actualmente han concentrado su foco en la regulación, creándose desde la Comisión Federal de Comercio, un grupo de trabajo para estudiar las criptomonedas y su tecnología blockchain.

Suiza

Suiza por su parte, ha desarrollado numerosos proyectos con la blockchain de Ethereum, haciendo conocida por esto a una de sus ciudades (Zug) como “Crypto Valley”. Asimismo, hace poco menos de un mes sus autoridades financieras establecieron las directrices para regular las Ofertas Iniciales de Moneda (ICO) y hasta definieron en sus leyes 3 tipos de token.

China

Siendo el país que acoge a la mayor comunidad de mineros de bitcoin, es quizás el estado que más se ha resistido a su entrada y uso. Por una parte el Banco popular de China prohibió a las instituciones financieras entregar servicios a cualquier actividad relacionada con el mercado de criptomonedas y ha tomado una serie de medidas para desalentar la minería de btc en su país. Según algunos informes, estaría desarrollando su propia criptomoneda, completamente centralizada.

México

México escogió llevar la delantera en la comunidad latinoamericana frente a las nuevas tecnologías, aprobando y promulgando la llamada Ley Fintech que busca, entre otras cosas, regular las transacciones de criptomonedas, divulgando sus riesgos y estableciendo medidas de seguridad en las formas de operar de sus exchange, quienes podrán incluir sólo activos digitales aprobados por el Banco de México.

Argentina

Es otro de los países que se encuentra incorporando activamente la tecnología blockchain en múltiples iniciativas, pero al igual que Chile, las implicancias asociadas a las criptomonedas en particular siguen siendo un tema en discusión. No obstante, existen actualmente en Argentina  más de 15 empresas que trabajan los usos financieros de la moneda: casas de cambio, servicios de billetera digital y hasta préstamos colaborativos en bitcoins. Se pueden además pagar servicios en locales como restaurantes, bares y heladerías. A ello se suman profesionales de diferentes áreas que lo aceptan como un modo de pago de sus servicios.

No obstante, la diferencia de respuestas que puedan existir, el panorama general parece nuevamente indicar que la incorporación definitiva e incluso oficial tanto de los activos digitales como de su tecnología es sólo cuestión de tiempo. Que todas las medidas que se puedan tomar para obstaculizar su avance y desarrollo no son más que los últimos escarceos un poco torpes, un poco ridículos, de un moribundo que se resiste a aceptar que los servicios funerarios están esperando justo afuera de la puerta de su vieja casa.

Por Mónica Castro.



X-M
A %d blogueros les gusta esto: