X-M

Las criptomonedas, la blockchain y la gobernabilidad

Las criptomonedas, la blockchain y la gobernabilidad

De esta manera un contrato inteligente conocido como smart contract se encamina de forma fácil y eficiente vía criptos a través de la Blockchain; es por esta razón que gracias a estos medios se abaratan las transferencias y se aseguran las transacciones, eliminando al tercero involucrado, en este caso los gobiernos.

por Msc. Elizabeth Cárdenas Coronado Abogada, Quito, Ecuador – Latinoamérica elizabeth@x-m.cl

Ejemplos que muestran posibilidades eficientes – Parte II

Durante estos últimos diez días finales de septiembre de 2018, han salido un sinnúmero de publicaciones en las noticias, entre estas encontramos en el link del diario internacional “El Mundo” una reseña de lo que fue el terremoto en México hace un año, y que hay, un año después; los documentales muestran a parte de la población afectada en Ciudad de México quienes manifiestan que si se hubieran  invertido el dinero que fue donado por otros países, por entidades no gubernamentales u ONG’s, y por entidades financieras mundiales, en la reconstrucción de sus viviendas,  el dinero hubiera alcanzado suficientemente para todos; y este comentario trae a colación que algo muy similar sucedió en Ecuador con el terremoto de abril del 2016; y es que para estos gobiernos, el uno infectado con el narco terrorismo, y el otro con el socialismo dictatorial, los fondos recibidos de otros países, de ONG’s, del Fondo Monetario Internacional, entre otros, fue el mejor regalo en esa época; de hecho el Gobierno de Correa en Ecuador, ya solo solicitaba préstamos a China para gasto corriente –sueldos-; y podemos ver al año del terremoto de México y a los dos años del terremoto de Ecuador, que aún las personas viven bajo techos plásticos, a pesar de las ingentes cantidades de dinero canalizadas de otros países para su recuperación.

Imagine

Ahora imaginemos un mundo dónde el sector público esté manejado con la tecnología Blockchain y criptomoneda, y el Gobierno no intervenga en asuntos monetarios; primero: tendríamos las bases de datos de bienes inmuebles y sus propietarios y además sus valores estimados, en la Blockchain; segundo: sucederían estos terremotos; tercero: Todo aquel dinero que hubiera sido donado por los gobiernos aliados; por el Fondo Monetario Internacional (FMI); por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) –aunque en la actualidad no sirve más que para hacer un llamado a las partes-, o cualquier otra institución u organización sin fines de lucro (ONG’s), que se hubiera condolido con estos países y la destrucción de estos fenómenos naturales y hubieran decidido hacer una donación vía Blockchain; imaginemos como hubiera funcionado; estos países y entidades no gubernamentales hubieran programado criptos, las mismas que se hubiesen programado con información encaminada a los necesitados; cómo por ejemplo que vivan en Ecuador, en las provincias de Esmeraldas y Manabí (dónde sucedió el terremoto), que posean un bien inmueble a su nombre, mismo que tiene un valor de mercado, que no tenga seguro de vivienda; y que esos fondos, sean entregados en criptomoneda ya en Chauchas o en Onecoins o Bitcoins, o Etherium u otra; que sirvan solo para cancelar algo como un 20% de mano de obra y arquitecto, y el 80% para materiales de construcción; y Voilá, aquellos afectados podrían utilizar el dinero de las donaciones en la reconstrucción de sus viviendas, de la mejor manera.

La maravilla de las criptos, es que con ellas podemos hacer lo que se llama contratos inteligentes. Un ejemplo de este tipo de contratos se expresa en la figura 1. Bajo este ejemplo, el suceso  sería el terremoto; con ello se establecerían los condiciones contractuales que son las establecidas para que un afectado en este caso, sea beneficiario de las donaciones; en segundo lugar está la activación del contrato, más tratándose de un caso diferente, siendo un desastre natural, la activación se configuraría con dos aspectos, el terremoto y la condición de afectado; una tercera parte sería lo que requiere el afectado para ser beneficiario de este fondo, que puede ser como señalamos vivir en la provincia, departamento, estado o ciudad dónde sucede el terremoto; además puede ser como condición el no poseer ningún seguro de vivienda, por ejemplo; también puede ser que la afectación a la vivienda sea de más de un 60%; que el contrato establece la forma de demostrarlo; probado aquello, el valor sería transferido a su billetera digital, en el dinero que desee la persona o que entregue el donante, pero en criptomoneda como la chaucha, los onecoins, los bitcoins; y también para realizar los pagos, estas criptos estarían programadas, como por ejemplo que solo sirvan para mano de obra de albañiles, arquitectos y de materiales de construcción.

De esta manera un contrato inteligente, conocido como Smart Contract, se encamina de forma fácil y eficiente vía criptos, a través de la Blockchain; es por esta razón que gracias a estos medios se abaratan las transferencias y se aseguran las transacciones, eliminando al tercero involucrado, en este caso los gobiernos; y, es que la Blockchain  tiene esa cualidad, de evitar que manos humanas alteren los fines y las competencias. Por supuesto algunos gobiernos por desconocimiento tal vez, no quieren ingresar en la tecnología de Blockchain para la gobernanza, otros temiéndole tal vez han anunciado su propias criptos.

Su amiga de siempre

Msc. Elizabeth Cárdenas Coronado – Estudio Jurídico Gestiona-direct

Quito-Ecuador-Latinoamérica

”Las opiniones vertidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de la autora y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de X-M Magazine Cultura Global”.



X-M
A %d blogueros les gusta esto: