CriptoTributación a la chilena

CriptoTributación a la chilena

La operación renta 2019 chilena obliga a la declaración de las utilidades por la venta de activos digitales

Solo en el caso de superar las 13.5 Unidades Tributarias Anuales, por concepto de rentas, está obligado a pagar impuestos

Venta y declaración

El Servicio de Impuestos Internos de Chile (SII) ha indicado la obligación de declarar las rentas derivadas de la venta de criptomonedas, considerados como activos digitales desde 2018.

Así Habló el SII

El contribuyente declarará como “otros ingresos propios y/o ingresos de terceros de compañías que declaran sus ingresos efectivos”, en la próxima operación Renta 2019.

El SII tiene la facultad de examinar los registros contables, estados económicos y financieros; inventarios; documentos tributarios; registros complementarios; sistemas contables computacionales y toda otra información relevante, que un contribuyente debe presentar para determinar el total de impuestos que eventualmente tendría que pagar al Fisco.

Cabe conocer, entonces, los alcances tributarios que tienen para los contribuyentes la compra y venta de criptomonedas.

El "CriptoTributo"

El Impuesto a la Renta (Ley de Impuesto a la Renta, LIR), opera en el momento que se realiza la venta de criptomenda (con utilidad sobre el costo de adquisición del activo digital).

En caso de que la sumatoria de un contribuyente, más la utilidad por ventas de activos digitales sean iguales o superen las 13,5 Unidades Tributarias Anuales (UTA), se deberá pagar tributo sobre la ganancia, según LIR Art. 50; numeral 5. (El valor de la UTA lo puede ver directamente en el SII)

La tasa impositiva es de 25% sobre la ganancia, declarando como contribuyente de primera categoría o global complementario; según se trate de personal natural o persona jurídica; con domicilio en Chile o en el extranjero.

Si la compraventa de los activos digitales se efectúa en Chile o en el extranjero, todos aquellos domiciliados en territorio nacional pueden quedar afectos al pago de impuestos.

El SII ha establecido la obligación de declarar las ganancias por la venta de criptomonedas (activos digitales), en la próxima operación renta, formulario 22.

"Learning to Fly"

Tanto la sociedad chilena, como así también las instituciones públicas, están aprendiendo sobre la convivencia práctica con modernos activos, cuya velocidad de desarrollo supera por lejos a la capacidad de gestión legislativa y fiscalizadora, por parte de las autoridades estatales.

Recién en el último trimestre de 2018, un grupo de diputados de Chile envió una solicitud de estudio sobre el uso de la tecnología de la blockchain en los servicios públicos chilenos.

El principal organismo privado que vela por el desarrollo correcto de la tecnología de criptomonedas en Chile, “Bitcoin Chile“, ha estado orientando el sentido y dirección de los debates, para lograr un avance importante en la instalación legal y cultural de estas tecnologías.

En un medio ambiente con vida activa, que ha visto el surgimiento de criptomonedas tales como Chaucha, Luka, Prosus, LithiumBit, entre otras que lentamente se van sumando; con casas de cambio de “cryptos” como CryptoMarket, Orionx y BUDA; con cientos de jóvenes desarrolladores que trabajan constantemente para generar aplicaciones que faciliten el estilo de vida de las personas. Estamos en presencia de un escenario bastante generoso.

El camino es largo y de cambios veloces, suficientemente rápidos como para esperar que la tecnología transcurra frente a los ojos y quedar en estado congelado. Por ahora, conviene ser proactivo y revisar los movimientos de compras y ventas de criptomonedas, por si alcanzan el limite establecido por la LIR en Chile. Más vale prevenir que curar.

El Editor



A %d blogueros les gusta esto: