DAVOS 2019: Hacia donde van ¿Vamos?

DAVOS 2019: Hacia donde van ¿Vamos?

El actual escenario internacional deja a DAVOS en un lugar realmente apartado del mundo

¿Globalización 4.0 o “Desglobalización”? Ideas ausentes y notoria escasez de relato. DAVOS se apagó este año.

Reunión del Foro Económico Mundial

Es uno de los eventos más importantes del año, para los empresarios de alto nivel y gobernantes de múltiples países.

Sin embargo, la agenda de este año se vio eclipsada por las ausencias de los mandatarios Trump y Macron, que se sumaron a Theresa May, debido a los problemas políticos que están enfrentando las respectivas administraciones.

La agenda misma está algo dispersa, en un tiempo que adolece de claridad sobre la orientación de los esfuerzos políticos, económicos, diplomáticos y comerciales. El ambiente global está tenso.

Por un lado se habla de “desglobalización” y hasta de “desdolarización” mundial. Por otro lado, en términos informáticos se habla de “Globalización 4.0”.

Tal vez, el tema que concentró mayor interés, al menos para los titulares de la prensa internacional, estuvo dedicado a los problemas que el desequilibrio ecológico está provocando en todo el planeta Tierra. Sin embargo, no se sabe de alguna importante decisión o acuerdo entre empresas o gobiernos.

No hubo grandes resultados. Ni menos, grandes reflexiones.

Podemos recordar, por ejemplo, la intervención de Jack Ma (CEO fundador de Alibaba.com), quien llamó a la conciencia en los negocios, para que no sean objeto de verdaderas armas de destrucción masiva.

Algunas críticas "globales"

Es natural que en este Foro se reúnan los empresarios más importantes del mundo, para conversar, lograr acuerdos, coordinar esfuerzos, defender intereses, tomar decisiones conjuntas y dar señales de un pulso saludable para la economía global, si es el caso.

Sin embargo, algunos medios han acusado que la reunión de DAVOS no es funcional a los propósitos que el Foro Económico Mundial pretende: analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo, y entre ellos, la salud y el medio ambiente.

El medio ambiente humano

La participación en la Asamblea Anual es solo por invitación. Cerca de 2200 participantes se reúnen para el evento, que cinco días, quienes asisten a aproximadamente 220 sesiones del programa oficial. En los foros de debate se tratan temas de preocupación global, tales como conflictos internacionales, pobreza y problemas medioambientales, así como las posibles soluciones.

El Foro está financiado por 100 empresas miembros. Cada empresa miembro, generalmente es una empresa multinacional, con más de cinco mil millones de dólares de facturación anual. Esto último puede variar por industria y por región.

Nieve oscura

En un escenario decorado por la nieve que cubre los Alpes Suizos, las conclusiones no arrojaron más que incertidumbres y sombras sobre lo que se espera será el año 2019.

Sin claridad, sin convicciones, sin ideas. Concluyó sin algo concreto que decir.

Es curioso que, en cierto modo, el desarrollo del evento se haya definido igual que la pasada APEC 2018, celebrada en Papúa Nueva Guinea, sin consensos y sin una declaración conjunta final.

La atención está, en parte, precisamente enfocada en los países industrializados, enfrascados en conflictos internos, cuyos líderes no llegaron a la cita.

Un truco de MAGA

La administración Trump se encuentra en una franca “guerra invisible” por depurar el gobierno federal; reducir el tráfico de personas, el tráfico de drogas; reorganizar el modelo económico que lleve a Estados Unidos hacia un nuevo lugar, que le devuelva la capacidad de producción industrial, deprimida y agotada por años. El concepto “Make America Great Again” (MAGA) está en una etapa de transición, que está viendo lentas mejoras, pero que requiere de mayor potencia. Esta potencia extra, pasa por lo que está negociando con China, actualmente ambos países están en una tregua comercial. tratando de conciliar los nuevos términos y condiciones de relaciones de intercambio, que se adapten al MAGA. Hasta ahora, la fórmula he resultado: el USMCA es un ejemplo vivo de aquello.

El mismo EE.UU. ha ido dejando el modelo de economía armamentista, viendo el golpe en la mesa que dio ante la OTÁN, reclamando que los socios europeos deben destinar mayor gasto en armamentos, para cumplir con una cuota equilibrada, respecto a los mega aportes históricos que Estados Unidos ha realizado desde el principio. También, se nota en el retiro gradual desde el conflicto en Siria, dejando el asunto en manos del vecindario, China y Rusia. Otro destello de esta política se refleja en la distensión de la relación con Corea del Norte (actualmente, el mismo Presidente Trump ha deslizado la posibilidad de una nueva reunión con el líder norcoreano Kim Jong-un). Un último detalle, no menor, se nota en la firma de la orden ejecutiva que crea una nueva rama de las fuerzas armadas de Estados Unidos, llamada “Space Force”, que concentra todas los departamentos de investigación espacial de las otras 5 ramas de la defensa.

La principal economía del mundo está en ajuste y rodaje hacia una nueva coyuntura geopolítica y económica, con vistas a prolongarse por varias temporadas.

Mientras tanto, la misma China se ha visto sorprendida por el impacto de la política MAGA, pero ha ido ganando tiempo, acumulando oro (mucho oro); ampliando planes de inversión diversa, en varios países del mundo; fortaleciendo el “PetroYuán”; reforzando relaciones con Rusia y tratando de llevar los negocios en paz con Estados Unidos.

En marzo se acaba la tregua entre ambos y nadie sabe qué sucederá.

Entre el BREXIT y los chalecos amarillos

Otra ausencia vistosa la constituye la Primera Ministra británica Theresa May, quien se ha visto muy presionada en los últimos meses, debido a que no ha podido dar con una ecuación que resuelva la complicada ejecución desde la Unión Europea. El tema es tan complejo que puede significar su salida del gobierno, en caso que pierda totalmente el apoyo de la clase política en el parlamento. No hay un solo camino que lleve a una solución total, porque de una u otra parte existe un potencial nuevo problema que se genera, haciendo más complicada la ejecución del BREXIT. Todo eso, mientras la UE ya está entrando en la impaciencia máxima.

Finalmente, al otro lado del Canal de la Mancha, el Presidente Emanuel Macron ha visto una grave oposición a sus políticas fiscales, las que ha debido retirar sistemáticamente, por causa de las masivas y furibundas protestas callejeras realizadas por los llamados “chalecos amarillos”, quienes se reúnen todos los sábados, en las principales ciudades francesas, para manifestar su total descontento con el gobierno. Al parecer, a los franceses se les agotó la paciencia y es irreversible. También tiene un alto factor de incertidumbre sobre el futuro de la política francesa y, de paso, proyectado hacia el resto de la UE.

Webforum - https://www.weforum.org/events/world-economic-forum-annual-meeting/sessions/the-end-of-globalism#

Medio ambiente y final

Lo más claro que se pudo obtener como conclusión, se refiere a incrementar las políticas protectoras del medio ambiente, tanto de las empresas como de los gobiernos. Sin embargo, tampoco fue algo emocionante.

Un tema importante en la agenda del foro estuvo enfocada en la Globalización 4.0; que se ha centrado en el individuo. ¿Son tiempos para el individuo solo en el planeta?

Ni siquiera pudo entibiar el ambiente la visita del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Breve.

Así, la nieve, el frío y la noche, despedían la reunión de DAVOS 2019.

El Editor



A %d blogueros les gusta esto: