¿Las criptomonedas pueden reemplazar a las monedas nacionales?

¿Las criptomonedas pueden reemplazar a las monedas nacionales?

Las monedas nacionales están bajo fuertes cuestionamientos, debido a la permanente pérdida de valor por inflación, carencia de respaldo y endeudamiento de los gobiernos.

 Los  ciudadanos tenemos que aprender a tomar ventaja de los factores de beneficio económico y práctico que brindan las criptomnedas, porque tanto la banca como los gobiernos han comprendido el gran impacto que las nuevas tecnologías pueden provocar sobre el funcionamento de los arcaicos modelos de circulación monetaria.

Publicado originalmente en: Mintdice.com

Unidad de almacenamiento de valor

Bitcoin ha ganado un impulso y una adopción increíbles en los últimos años, como la criptomoneda más popular en el mundo. Si bien muchas personas piensan que Bitcoin es una inversión especulativa, con rendimientos locos, el verdadero valor del motor detrás de Bitcoin es su estado como moneda digital y almacén de valor.

Hay muchas personas que creen que Bitcoin, como moneda digital, representa una moneda alternativa viable a las monedas fiduciarias nacionales. Los futuristas afirman que la criptomoneda interrumpirá el 25% de las monedas nacionales para el 2030; amenazarando al sistema bancario central.

Pero, ¿qué tan realistas son estas afirmaciones? ¿Las criptomonedas, tienen el potencial de alterar nuestro sistema bancario y de moneda actual?

¿Por qué la criptomoneda amenaza a las monedas nacionales?

Las criptomonedas se basan en una tecnología descentralizada (blockchain). La blockchain (cadena de bloques) es un libro permanente y seguro de registros, transacciones y otros datos. En el caso de uso tradicional, la credibilidad de la cadena de bloques se mantiene y verifica constantemente por la red de usuarios en la cadena de bloques. Esta red, de igual a igual, permite que el sistema funcione y prospere fuera de un punto central de control.

Entonces, cuando esta tecnología se aplica para crear un token, puede representar una unidad de valor y, por lo tanto, una moneda.

Las monedas nacionales han pasado por tendencias durante décadas. En la década de 1900, las monedas, como el dólar estadounidense, estaban respaldadas por oro real y tenían un valor real detrás de ellas. Hoy en día, las monedas nacionales son principalmente monedas fiduciarias respaldadas por la confianza del gobierno.

Un lugar para almacenar y pedir dinero

Los sistemas bancarios están configurados para mantener las monedas nacionales al crear un lugar seguro para almacenar dinero, un lugar confiable para pedir dinero prestado y un proveedor de liquidez para los mercados de divisas. Sin embargo, los sistemas bancarios se han vuelto tan centralizados, que muchas personas están desesperadas por una alternativa.

El mercado de la criptomoneda ha ganado una adopción masiva debido a la naturaleza descentralizada y la igualdad de mercado que conlleva. Todavía hay mucho apoyo para las monedas fiduciarias, pero las criptomonedas proporcionan una forma digital segura para que las personas almacenen y cambien dinero.

¿Qué dicen los proponentes sobre la criptomoneda?

Los defensores de las criptomonedas señalan que no serán como las monedas tradicionales. Como el dólar estadounidense está vinculado a las actividades económicas de los Estados Unidos, el Bitcoin es independiente de cualquier gobierno o jurisdicción (y, por lo tanto, hay poca regulación de la criptomoneda). El precio de la criptomoneda no está ligado a la actividad económica tradicional. También, tiene la capacidad de limitar el token (representación de la unidad criptomonetaria) de la oferta del volumen de circulación monetaria, para evitar que (por ejemplo) los gobiernos manipulen la moneda creando inflación.

Los influyentes de la criptomoneda y aquellos que operan en criptomonedas también piensan que los valores y los precios continuarán siendo volátiles. Especialmente después de la gran desaceleración reciente en 2018, los comerciantes de criptomonedas de larga data señalaron las tendencias constantes de caídas masivas en los últimos años. Las inversiones tradicionales como las acciones y los bonos pasan por ciclos, las criptomonedas están haciendo lo mismo y es probable que vean más volatilidad.

La criptomoneda también tiene el potencial de cambiar el comercio, a medida que más y más operaciones minoristas se realizan en línea. Hacer transacciones de comercio electrónico, utilizando la moneda digital, tiene sentido para la mayoría de las personas que utilizan Bitcoin y otras criptomonedas para comprar y vender en línea.

¿Cómo definen los gobiernos la criptomoneda?

Un problema clave con las criptomonedas en este momento es que las agencias gubernamentales, especialmente en los EE. UU., no pueden llegar a un consenso y acordar sobre qué es la criptomoneda y cómo definirla. Cada agencia está definiendo las criptomonedas para que se ajusten a su jurisdicción, de modo que tengan la autoridad para regularlas.

La Comisión de Valores y Bolsa de EE. UU. (SEC), que regula los valores y las acciones de la nación, clasifica las criptomonedas como un valor. Ellos ven cada moneda como una seguridad que representa el interés de propiedad en la compañía blockchain. Es cierto que algunos tokens son acciones de propiedad, pero la mayoría de las criptomonedas no están destinadas a reemplazar activos o acciones de una empresa.

El Internal Revenue Service (IRS), que es la autoridad fiscal federal en los EE. UU., Define la criptomoneda como una propiedad, en lugar de ser una moneda real. Esto significa que a los ojos del IRS, cada vez que se intercambia una criptomoneda es un evento sujeto a impuestos. Los comerciantes (de  criptomonedas) están obligados a pagar impuestos sobre cualquier ganancia, de cualquier operación de criptomoneda. Esto abrió los ojos cuando las personas esperaban usar criptomonedas para pagar su taza de café. Nadie paga impuestos sobre sus ganancias de moneda en el dólar estadounidense cuando realiza una compra, ¿por qué se aplicaría a una moneda digital?

El IRS respondió recientemente diciendo que “las transacciones de criptomonedas por debajo de $ 600 no están sujetas a impuestos”. Sin embargo, los inversionistas y los (cripto)comerciantes todavía están en suspenso, por tener que realizar un seguimiento de cada transacción con fines fiscales. Muchos afirman que las criptomonedas son similares a las propiedades inmobiliarias: porque se negocian y deberían estar exentas para las compras de bienes similares en un intercambio 1031 (legislación tributaria en EE.UU.).

La Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de los Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés), lo ve un poco diferente y clasifica la criptomoneda como un producto, colocándolo bajo su autoridad. En respuesta, dos grandes plataformas que permiten el comercio de futuros, han creado y comercializado futuros de Bitcoin. Cboe y CME lanzaron el comercio de futuros de Bitcoin en diciembre de 2017; cuando Bitcoin estaba en alza y valor máximo histórico. La gente comenzó a comerciar con Bitcoin como una mercancía y apostar a los precios futuros de la criptomoneda, elevando el precio de la moneda a un máximo de USD 20,000.

Pros y Contras de las "cryptos" como moneda

Ventajas

Una gran ventaja de usar monedas digitales como Bitcoin como almacén de valor y medio de intercambio es que no se pueden manipular de la misma manera que la moneda fiduciaria. Los bancos centrales son conocidos por imprimir papel moneda y diluir e inflar la oferta monetaria de la nación. Esto ha sucedido en los Estados Unidos, donde el dólar ha perdido el 96% de su valor desde 1913, cuando la Reserva Federal se hizo cargo del sistema bancario.

Estados Unidos no es la única nación que cae en esta situación. Venezuela es famosa por inflar la moneda de su nación y perjudicar a sus propios ciudadanos que creen en el sistema monetario. Simplemente busque en la moneda venezolana de Google y obtenga titulares como los siguientes, “Espiral de la muerte: 4000% de inflación en Venezuela”. Estos son los problemas principales cuando tiene un punto central de autoridad, y son los problemas clave que la criptomoneda como Bitcoin está tratando de resolver. resolver.

Para continuar con el caso de uso de Venezuela, el presidente está emitiendo una criptomoneda nacional llamada Petro, que se mantendrá en la cadena de bloques y será respaldada por el patrón de exportación del país, el petróleo. El gobierno espera aprovechar la criptomoneda como una forma de sortear las sanciones estadounidenses y acceder a financiamiento internacional. Este enfoque es interesante porque representa un retroceso desde la moneda respaldada físicamente. Donde el dinero de papel solía estar comúnmente respaldado por oro, la criptomoneda está demostrando que usted puede respaldar la moneda (como unidad de intercambio) con otros ítems de cierto valor.

Desventajas

Si bien hay algunos grandes beneficios potenciales, también hay áreas de preocupación al considerar las criptomonedas como moneda real. Para empezar, a medida que las criptomonedas comienzan a tomar participación en el mercado, las monedas tradicionales perderán valor de manera natural y las personas que las posean tendrán esencialmente un papel sin valor en sus manos.

También hay una brecha en la infraestructura para el uso generalizado de la criptomoneda. Las instituciones financieras existentes están luchando para hacerse con la idea de las criptomonedas y construir sus propias redes e intercambios para mantenerse al día. Los minoristas de comercio electrónico comenzaban a alinearse para aceptar pagos criptográficos como Bitcoin. Pero con la reciente volatilidad, muchos se han dado cuenta de los posibles peligros al aceptar pagos de criptografía en este momento.

Pensamientos Finales

Independiente de cómo nos sentimos individualmente, sobre el aspecto de Bitcoin y otras criptomonedas que reemplazan a la moneda nacional y al sistema bancario, la tendencia está en marcha y tenemos que aprender a aprovecharla. Los gobiernos y las instituciones financieras se dieron cuenta rápidamente del impacto potencial en sus prácticas y actividades comerciales establecidas,  tratando de adelantarse al juego desde entonces.

Se desconoce si la billetera de criptomonedas será válida en los próximos 10 años. Pero es importante, especialmente para los inversionistas y los “criptocomerciantes”, mantenerse al tanto del panorama dinámico cambiante. Los gobiernos, las empresas y los individuos tienen sus propias opiniones sobre el mercado de la criptomonedas, y debe seguir siendo una montaña rusa de aquí en adelante … ¡así que fijaos!

Publicada por Mintdice.com. Traducido por Rodrigo Belmar, Editor de X-M Magazine.

 



A %d blogueros les gusta esto: