Breaking News

Bancos Centrales planean emitir moneda digital

Bancos Centrales planean emitir moneda digital
Comparte:

Moneda Digital de Banco Central o el término de la privacidad

Durante los últimos meses, el mundo ha sido testigo de la obsesión que muchos estados del planeta han manifestado sobre la necesidad de aprovechar la tecnología que ofrece la circulación más efectiva, eficiente y de menor gasto del dinero de fiato, emitido por el Banco Central. Sin embargo, si no se implementa correctamente  y con mala intención, tiene el potencial de comprometer la privacidad. En general, la digitalización monetaria ha llevado tanto a los reguladores como al público a exigir una mayor privacidad.

Algo más que solo dinero

Uno de los conceptos erróneos más comunes sobre la moneda digital del banco central (Central Bank Digital Currency; CBDC) es que es antitético a la privacidad. Este concepto erróneo se deriva de la idea de que la tecnología detrás de CBDC debe ser una cuenta de contabilidad centralizada en el banco central o una tecnología de contabilidad distribuida (Distributed Ledger Technology; DLT) que utiliza blockchain. Las tecnologías basadas en libros de contabilidad asocian al usuario con el valor que se mantiene. Un usuario debe identificarse y autenticarse (demostrar quiénes son) para poder acceder al libro mayor. Como tal, si el Banco Central opera las cuentas contables centralizadas de la solución DLT, es necesario que tengan conocimiento de quién almacena o realiza transacciones en la CBDC, comprometiendo así los objetivos de privacidad de los reguladores y ciudadanos de la mayoría de los países.

En muchos países, para que una CBDC sea aceptable para el público y los legisladores, debe cumplir tanto con las expectativas de privacidad de las personas, como con las regulaciones de privacidad. Esto puede significar que la información privada, como quién compró leche a quién, no debería ser capturada por el sistema CBDC o por el banco central. O puede significar que podría capturarse pero para protegerse de la exposición a otras entidades. Esta protección requiere controles tanto legales como técnicos. Al mismo tiempo, una CBDC debe cumplir con los requisitos de integridad financiera (ALD / CFT y KYC).

Uno de los beneficios de la digitalización de la moneda está en la visibilidad del movimiento y la velocidad del dinero. Esta visibilidad mejorará significativamente el conocimiento de la economía y ayudará en la política monetaria y los esfuerzos ALD / CFT.

La visibilidad del movimiento de la moneda no requiere visibilidad del titular de la moneda o de los participantes en una transacción. En muchos países, la capacidad de monitorear el almacenamiento y el movimiento, sin el conocimiento del titular o de los participantes de la transacción, será un objetivo de visibilidad declarado de CBDC.

Una CBDC basada en una cuenta de banco central, implementa un libro mayor para cada ciudadano, comerciante y empresa. Cada cuenta está vinculada específicamente a la identidad de una persona o empresa y, por lo tanto, todo el valor almacenado o negociado está vinculado a esa identidad. Para acceder a una cuenta CBDC, el usuario debe acreditar su identidad ante el Banco Central. Por lo tanto, cualquier CBDC basada en cuentas, por su naturaleza, tiene el potencial de afectar la privacidad.

Cualquier sistema basado en libros de contabilidad incide en la privacidad. La DLT es un libro mayor replicado y tiene las mismas deficiencias relacionadas con la privacidad.

La tecnología de libro mayor distribuido (DLT) crea varias copias del libro mayor. Todas las transacciones están firmadas digitalmente por los participantes. Las firmas digitales, por definición, incluyen información de identificación. Esto significa que una CBDC implementada a través de DLT expone la identidad de los participantes de la transacción. Esto compromete los objetivos de privacidad de la solución CBDC.

Un sistema de moneda digital CBDC debe permitir a los bancos centrales el cumplmiento de los objetivos de visibilidad, sin comprometer los objetivos de privacidad de los titulares, incluyendo a todos los países, conscientes de la privacidad y libertad de las personas.

La tecnología debe ser apropiada para el país o países a los que sirve. Los bancos centrales, al considerar las implicaciones de privacidad de CBDC, deben reconocer que la visibilidad y la privacidad pueden coexistir en una implementación de CBDC, que esté al servicio principal de los intereses de las personas, por sobre los intereses de un Fisco que puede verse en un punto de tentación muy grande y sea capaz de cometer las aberraciones financieras más despreciables en contra de los ciudadanos e, inclusive, contra personas en el extranjero.

De a uno o todos a la vez...

El Banco de Canadá junto con otros bancos centrales de Japón, Suiza, Inglaterra, Suecia y el Banco Central Europeo (BCE) buscan trabajar juntos como parte de los planes para crear monedas digitales de bancos centrales soberanos (CBDC).

El banco central de Canadá anunció que hay importantes bancos centrales junto con el Banco de Pagos Internacionales (BIS) que han formado un grupo para analizar la utilidad potencial de las CBDC en sus respectivos países.

El Banco de Canadá dice que el análisis se centrará en consideraciones económicas, técnicas y de remesas transfronterizas. Los participantes en el grupo de expertos también compartirán conocimientos sobre las CBDC mientras se relacionan con instituciones intergubernamentales como el Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado (CPMI) y la Junta de Estabilidad Financiera.

Este hecho es una prueba del creciente impulso entre las principales economías del mundo, para participar en la economía digital emergente mediante el lanzamiento de CBDC soberanas.

Por otro lado, muchos profesionales e instituciones del ambiente de las finanzas y la banca se han reunido en torno a un “Think Tank”, en el CBDCTT que se junta periódicamente para discutir el estado actual y futuro de la moneda digital. Este grupo, a su vez, ha levantado el sitio CBDC Insider, donde comentan asuntos sobre el grupo, eventos y comparten este mapa de desarrollo de proyectos de moneda digital en el mundo:

El panorama

Ya advertimos sobre los peligros que una moneda digital puesta en las manos de un estado equivocado puede provocar. El caso amenazante del yuan digital es un claro ejemplo hacia lo que una CBDC no debe apuntar. Si el estado se apodera de toda la información de ingresos, mantención de saldos y egresos, que cada persona realiza en su país o en el extranjero, expondrá con muy mala intención a una mayoría de ciudadanos que obtienen recursos de modo decente y los usan para satisfacer sus necesidades concretas más íntimas, sin infringir leyes locales e internacionales. Dicha exposición financiera constituye un acto brutal de atentado contra el principio de libertad y de privacidad que rigen las operaciones de libre comercio en todo el mundo.

Por lo tanto, si las CBDC no son capaces de cumplir con el valor de proteger la privacidad de las personas, simplemente no se considera como una alternativa viable para una ciudadanía que va mucho más rápido que esas pesadas estructuras estatales, operadas por millones de burócratas que en lugar de aportar a la creación de valor, amenazan a las fuentes más profundas del valor que soporta la riqueza de las naciones. Claro, estimado lector, ¿Le suena “La riqueza de las naciones”?

Print Friendly, PDF & Email


Related Articles

Las empresas más grandes del mundo en 2021

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

Libertad monetaria y circulación de capitales amenazada

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

El Salvador hacia la adopción del Bitcoin

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: