Breaking News

NeuroDerechos: resguardo sobre los datos de la mente

NeuroDerechos: resguardo sobre los datos de la mente
Comparte:

El Congreso de Chile aprobó una ley de neuroderechos, por primera vez en la historia

La difusión de los NeuroDerechos se ha desarrollado mediante publicaciones en importantes medios de la prensa internacional. La tramitación de la ley en Chile, ha servido como trampolín mediático para posicionarse como un tópico que pasea principalmente por universidades, revistas especializadas y discusiones transhumanistas. También, la magnifica oportunidad para experimentar con incipientes marcos legales.

Cualquier tecnología que registre o interfiera con la actividad cerebral se define como neurotecnología. La neurotecnología, especialmente las interfaces cerebro-computadora, tiene el potencial de alterar fundamentalmente la sociedad. En los próximos años, será posible decodificar el pensamiento a partir de la actividad neuronal o mejorar la capacidad cognitiva conectando el cerebro directamente a las redes digitales. Tales innovaciones podrían desafiar la noción misma de lo que significa ser humano.

El extraño caso chileno

El Proyecto de reforma constitucional, que modifica el artículo 19, número 1°, de la Constitución Política, “para proteger la integridad y la indemnidad mental con relación al avance de las neurotecnologías”.

“El desarrollo científico y tecnológico estará al servicio de las personas y se llevará a cabo con respeto a la vida y a la actividad física y psíquica. La ley regulará los requisitos y condiciones para su utilización en las personas, debiendo propender especialmente, al resguardo de la actividad cerebral, así como la información proveniente de ella”.

El Congreso de Chile aprobó una ley de neuroderechos por primera vez en la historia. La tecnología ha avanzado hasta tal punto que, con la intervención de determinados dispositivos, se puede manipular la actividad cerebral. Es una visión pionera en el mundo, se ha tramitado una nueva ley cuyo enfoque es “proteger la integridad y la indemnización mental en relación al avance de las neurotecnologías”.

Esta propuesta, que forma parte de un programa más amplio para la protección de los neuroderechos y la integridad mental, surgió como una iniciativa de la comisión senatorial sobre Desafíos Futuros.

El texto legal aún está pendiente. Sin embargo, al ser un proceso que sienta un precedente a nivel mundial, está bajo la mirada de Naciones Unidas y, en particular, de países como España, Estados Unidos y Francia.

La iniciativa fue elaborada por la Comisión Desafíos del Futuro, que preside el senador Guido Girardi e integran Carolina Goic, Francisco Chahuán, Juan Antonio Coloma y Alfonso De Urresti, junto a expertos de las universidades chilenas y al neurobiólogo español Rafael Yuste quien coordina el proyecto Brian (cableado del cerebro humano) y el grupo Morningside que integran los 25 neurocientíficos más importantes del mundo en materia de derecho y ética.

En tanto el ministro de Ciencias de Chile, Andrés Couve, señaló que “para nosotros es un gran honor haber sido parte de esta discusión de alto nivel, porque si bien la Declaración Universal de los Derechos humanos contempla el beneficio del progreso científico como un derecho inherente a las personas, nuestra carta magna no incluía una referencia expresa a ello”.

Incluso, el cineasta alemán Werner Herzog (Fitzcarraldo; Aguirre, la ira de Dios) realiza un documental sobre la tramitación de la iniciativa y sus múltiples alcances.

La nueva ley busca regular el uso que se puede dar a las tecnologías, para leer y escribir la mente. Todo esto parece salido de un episodio de Black Mirror, pero lo cierto es que ya hay desarrollos que utilizan datos que captan directamente de las ondas cerebrales. Hace unas semanas, Neuralink, empresa de Elon Musk, publicó un video donde mostraba a un mono jugando al videojuego Pong con la mente.

Además de la  reforma constitucional, que establece como responsabilidad del Estado garantizar la protección de los neuroderechos,  se presentó una  ley accesoria , que en su texto establece:

“ Prohíbe cualquier intrusión o forma de intervención de conexiones neuronales o intrusión al nivel cerebral, mediante el uso de neurotecnología, interfaz cerebro-computadora o cualquier otro sistema o dispositivo que no cuente con el consentimiento libre, expreso e informado de la persona o usuario del dispositivo, incluso en circunstancias médicas. Prohíbe cualquier sistema o dispositivo, ya sea neurotecnología, interfaz cerebro-computadora u otro, cuya finalidad sea acceder o manipular la actividad neuronal, de forma invasiva o no invasiva, si puede dañar la continuidad psicológica y psíquica de la persona, es decir, su identidad. individual, o si disminuye o daña la autonomía de su voluntad o capacidad para tomar decisiones en libertad ”.

La comisión senatorial chilena sobre Desafíos del Futuro ha sido un entusiasta cuerpo de análisis y desarrollo legal para proporcionar a su pueblo una muy avanzada legislación, acorde con los tiempos que conducen aceleradamente hacia la agenda 2030 de NU y THE GREAT RE_SET del Foro Económico Mundial.

The Real "Sci-Fi"

Son proyectos que pueden ser muy útiles para las personas,  si y solo si se emplean para ayudar a gente con discapacidades motoras. Sin embargo, también implican potenciales amenazas si no son utilizadas de manera adecuada. Por eso existe la necesidad de pensar en regulaciones para la aplicación de tecnologías neuronales.

Al mismo tiempo, muchos ciudadanos hacen paralelos con algunas obras literarias o de cine, que tienen relación con formas de vida en ambientes tecnológicos muy avanzados. También, piensan que estos avances nos ayudarían en caso obliguen a implantar, incluso, pensamientos sin consentimiento del individuo, tal como lo muestra el film «El Origen», por ejemplo.

Chile es el único país del mundo que ha aprobado una ley de este tipo. Los congresistas que presentaron esta propuesta tienen la intención de  «proteger» al cerebro ante la tecnología avanzada y evitar situaciones que solo se han visto en bizarras películas de ciencia-ficción, donde muchas veces aparecen víctimas fatales o esclavizadas, que arbitrariamente son producto de violaciones brutales a sus derechos humanos.

NeuroDerechos

En el video, el embajador de Chile ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Dr. Isa Kort, manifestó el compromiso de Chile con los neuroderechos, e hizo un llamado a los estados miembros del Consejo Permanente de la organización a apoyar las recomendaciones contenidas en la declaración sobre neurotecnologías y derechos humanos, aprobada por el Comité Jurídico Interamericano el 11 de agosto de 2021.

[TS-VCSC-Youtube content_youtube=»https://www.youtube.com/watch?v=OETtDukuN6w»]

Formalmente, la misma Organización de Estados Americanos, ya ha liberado un documento que reconoce el compromiso con el desarrollo de los NeuroDerechos:

x-m_20211017-OEA-CJI-DEC_01_XCIX-O-21

Los NeuroDerechos han sido liderados por la Fundación de NeuroDerechos, una ONG, comandada por Rafael Yuste MD P.h.D; Jamie Daves y Jared Genser, con base en New York, USA. Como organismo privado, persigue proteger los derechos de los datos de la mente de las personas, estableciendo 5 NeuroDerechos:

Privacidad Mental

Cualquier NeuroData obtenido de la medición de la actividad neuronal debe mantenerse en privado. Si se almacena, debería existir el derecho a que se elimine a petición del sujeto. La venta, la transferencia comercial y el uso de datos neuronales deben estar estrictamente regulados.

Identidad personal

Se deben desarrollar límites para prohibir que la tecnología interrumpa el sentido de uno mismo. Cuando la neurotecnología conecta a las personas con redes digitales, podría difuminar la línea entre la conciencia de una persona y los aportes tecnológicos externos.

Libre albedrío

Los individuos deben tener el control final sobre su propia toma de decisiones, sin manipulación desconocida de neurotecnologías externas.

Derecho al acceso de aumento mental

Debería haber directrices establecidas tanto a nivel internacional como nacional que regulen el uso de neurotecnologías de mejora mental. Estas directrices deben basarse en el principio de justicia y garantizar la igualdad de acceso.

Protección contra sesgos

Las contramedidas para combatir el sesgo deberían ser la norma para los algoritmos en neurotecnología. El diseño del algoritmo debe incluir información de grupos de usuarios para abordar fundamentalmente el sesgo.

La Fundación NeuroRights trabaja sobre cuatro niveles

Internacional

La neurotecnología plantea desafíos fundamentales de derechos humanos que nunca fueron previstos por los tratados internacionales de derechos humanos de hoy. En cambio, la era actual exige un marco de protección novedoso: NeuroRights.

Nacional

Los gobiernos deben desarrollar y adoptar un nuevo marco legal y regulatorio para gobernar el desarrollo y uso de la neurotecnología que brindará protección contra el uso indebido de la neurotecnología.

Industria

Es fundamental desarrollar un nuevo código ético en colaboración con empresas, emprendedores, científicos e inversores que puedan establecer el estándar de autogobierno y responsabilidad.

Público

Es importante que se realicen grandes esfuerzos para destacar los emocionantes desarrollos actuales y futuros de la neurotecnología y explicar cómo se puede abusar o abusar de dicha tecnología.

El segundo objetivo de la Fundación NeuroRights es prevenir y reducir el riesgo de mal uso o abuso de la neurotecnología. En la actualidad, se encuentra en proceso de redacción un marco ético para emprendedores, científicos, empresas e inversores, y otros que desarrollan la neurotecnología, denominado Juramento Tecnocrático. Así como los médicos deben seguir el juramento hipocrático, se instaría a quienes desarrollan y administran la neurotecnología a apoyar el «juramento tecnocrático».

La difusión de los NeuroDerechos se ha desarrollado mediante publicaciones en importantes medios de la prensa internacional. La tramitación de la ley en Chile, ha servido como trampolín mediático para posicionarse como un tópico que pasea principalmente por universidades, revistas especializadas y discusiones transhumanistas. También, la magnifica oportunidad para experimentar con incipientes marcos legales. No es posible juzgar una disciplina que, hasta donde podemos reconocer, no tiene antecedentes. Sin embargo, el medio ambiente tecnológico actual, en conjunto con diversas amenazas a la sana convivencia de la especie humana, dan la oportunidad para pensar acerca de qué tan positivo puede resultar este «arriesgado juego científico», que está conduciendo a la técnica para hacer realidad aquella frase que reza: DEUS EX MACHINA. Esperemos que este suprahumanismo sea guiado por buenas y sabias manos, por el bien superior de la humanidad.

Print Friendly, PDF & Email

Tags assigned to this article:
agenda 2030Great resetneuroderechos

Related Articles

Dr. Kulldorff demuele caso de los pasaportes sanitarios

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

El Código de ética médica de Nuremberg

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

12 Principios de Salud Pública secuestrados

Comparte:

Sin principios las actuales políticas de confinamiento están produciendo efectos devastadores en la salud pública, a corto y largo plazo

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: