Breaking News

Gab: La revolución mediática del pueblo

Gab: La revolución mediática del pueblo
Comparte:

Gab: Libertad de expresión

Esta es la instancia de la red social Gab.com. El discurso político protegido por la Primera Enmienda de la constitución de EE.UU. es bienvenido en ese lugar. En Gab, creen que el futuro de la publicaciones en línea será descentralizado y abierto. Los usuarios de las redes sociales deberían poder controlar su experiencia en las plataformas, en sus propios términos, en lugar de los establecidos por el gelatinoso Big Tech.

La presente publicación es un artículo que la red social GAB le dedica a un «gran medio de comunicación».

La red social GAB se juega sus mejores cartas en esta etapa del desarrollo de «la industria de las redes sociales», ante el avance de un frenético y enfermizo proceso de cacería de brujas, contra todo aquello que se atreva a desafiar el discurso «oficial» que los grandes medios de comunicación y sus satélites imponen a la fuerza. Por supuesto, siguiendo el evangelio del Ministro de Comunicaciones de la Alemania Nazi: Joseph Goebbels.

Vivimos una era de profundo enfrentamiento entre las libertades de pensamiento y de expresión, contra una dictadura totalitaria del «Ministerio de la Verdad» que los medios masivos han levantado como parte de su «mecánica estrategia» denominada GREAT RESET. También, deben estar en sintonía absoluta con el discurso político de la agenda 2030.

Esto no solo sucede en EE.UU. no es algo lejano de lo que sucede en el resto de los países… ¡Vamos! ¡Es cosa de ver a la China del Partido Comunista!

David contra Goliath

Ayer, el New York Times se acercó a mí (Andrew Torba, CEO Gab.com) para hacerme un comentario sobre el reciente crecimiento de Gab. Nunca he tenido suerte en conseguir que el New York Times describa a Gab de forma precisa o justa a lo largo de los años, así que opté por utilizar mi nueva respuesta estándar para todas las publicaciones de los medios deshonestos y corruptos: “Jesús es el rey, habla libremente sobre Gab.com«.

Si van a imprimir algo con mi nombre adjunto, como mínimo será glorificar a Cristo y promover a Gab al mismo tiempo, para que los lectores puedan visitar el sitio por sí mismos y hacer sus propios juicios.

Como era de esperar, el New York Times se refirió a Gab como un «paraíso para los memes y el contenido racista», pero para mi sorpresa, sí imprimieron mi comentario de «Jesús es el Rey, habla libremente en Gab.com» e incluso lo vinculó a mi reciente publicación de blog. sobre el crecimiento explosivo de Gab. USA Today también llamó a Gab un “depósito de contenido tóxico” esta semana, lo que agregó más leña a nuestro fuego y proporcionó publicidad gratuita para promover nuestra creciente comunidad.

Estas descripciones y el encuadre falso de la comunidad de Gab no podrían estar más lejos de la verdad. En el momento de la publicación, la siguiente publicación era una de las más populares en el sitio web que el New York Times llama un «paraíso para los memes y el contenido racista». (¿Como si Twitter y Facebook no coincidieran con esa descripción?).

Si Mike Isaac, el periodista del New York Times que escribió el artículo, hubiera visitado el sitio antes de escribir tonterías hiperbólicas, habría visto esta publicación en la portada de Gab y los cientos de comentarios amables y acogedores de nuestra comunidad.

Los principales medios de comunicación le dicen al mundo que Gab es el hogar de «racistas y extremistas». Wikipedia repite esta mentira. Muchas “celebridades” conservadoras de la corriente principal repiten esta mentira entre bastidores. Sin embargo, ninguna de estas cosas importa, porque cuando las personas realmente visitan Gab por sí mismas, conocen a patriotas cristianos como Sharona que son recibidos con los brazos abiertos por nuestra comunidad.

Los periodistas pierden credibilidad cuando escriben cosas como esta, porque cuando los lectores razonables llegan a Gab, rápidamente se dan cuenta de que el marco narrativo de los medios dominantes sobre nosotros es simplemente un producto de la imaginación del periodista corrupto.

Es realmente una pena, porque Mike Isaac es un escritor maravilloso (tengo su libro) y creo que realmente trata de hacer un trabajo decente siendo más objetivo que la mayoría. Quizás no le importe su credibilidad frente a los 73 millones de plebeyos deplorables como nosotros en este país, pero espero que intente ser mejor por el bien de su integridad y escritura.

Algo realmente especial está sucediendo en los medios en este momento y no sé si personas como Mike Isaac pueden verlo claramente a través de la densa niebla de su cámara de eco de élite de los medios.

La gente anhela el libre flujo de información, la autenticidad y la verdad.

We The People (Nosotros el pueblo) ya no nos someteremos a ninguna «autoridad» cuando se trata de información y noticias: ya sea de celebridades, personalidades de los medios, grandes empresas tecnológicas o periodistas de medios corporativos. Está en marcha una transición radical similar a la revolución industrial, pero para los medios. Esta revolución en los medios no es solo contra los principales medios de comunicación tradicionales que se inclinan hacia la izquierda, sino contra todo el sistema corrupto de mentirosos y fraudes deshonestos en su conjunto.

Solo ahora estamos presenciando el inicio de esta revolución con la reciente reacción violenta contra Fox News por parte de su audiencia principal y el éxodo de las plataformas de Big Tech a plataformas de tecnología alternativa, a raíz de la censura masiva y la interferencia electoral de Silicon Valley.

El rubicón ha sido cruzado y no hay vuelta atrás.

"Lentamente, pero con seguridad, luego de repente y de una vez".

La era del control centralizado sobre el flujo de información en línea ha terminado. We The People somos las noticias ahora. Pueden llamarnos «extremistas», «racistas» y «teóricos de la conspiración» todo lo que quieran, pero eso solo está haciendo que nuestro movimiento se fortalezca. Si quieres saber quién está radicalizando y dividiendo a la gente: busca en las oficinas del New York Times. 

Un nuevo comienzo

Gab es el comienzo de una nueva era en los medios. Una era en la que la información no es dictada a las masas por un puñado de élites, sino más bien recopilada, curada, verificada y distribuida por millones de personas a millones de personas en tiempo real.

Después de que Trump fue elegido, en Silicon Valley, los políticos y las élites de los medios se dieron cuenta de la magnitud de este cambio, por lo que están tratando desesperadamente de volver a meter al genio en la botella y evitar que surjan nuevas plataformas de medios como Gab. Esta táctica no funcionará, no ha funcionado durante los cuatro años que la han estado usando en nuestra contra, y solo seguirá empujando a millones de personas a lugares como Gab donde la información fluye libremente.

Abróchate el cinturón, la revolución de los medios de comunicación del pueblo y la guerra civil digital apenas han comenzado.

Andrew Torba
CEO, Gab.com
Jesus is King ✝️
12 de noviembre de 2020

Print Friendly, PDF & Email

Tags assigned to this article:
gabinformaciónred social

Related Articles

El Código de ética médica de Nuremberg

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

Algunas consideraciones sobre las inyecciones COV!D19

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

12 Principios de Salud Pública secuestrados

Comparte:

Sin principios las actuales políticas de confinamiento están produciendo efectos devastadores en la salud pública, a corto y largo plazo

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: