Breaking News

Emprendimientos: preguntas para novicios

Emprendimientos: preguntas para novicios
Comparte:

Emprendimientos antes de emprender

Gracias al SarsCov-2 se han dañado sistemáticamente las cadenas de suministro, almacenamiento y distribución, además de millones de otras actividades, provocando tasas de paro comparables a un estado de guerra mundial. Pero no todo está perdido. Los emprendimientos harán la diferencia.

"Estado del arte"

No es preciso realizar una investigación exhaustiva para comprobar que el SarsCov-2 ha cumplido su objetivo de romper millones de cadenas de suministro, almacenamiento y distribución de stocks, provocando niveles de desempleo solo comparables a guerras mundiales. Sin embargo, si es amante de los gráficos, tablas, podemos ver lo siguiente:

Desempleo en el mundo (enero - septiembre 2020)

FUENTE: Datos del Banco Mundial, según estudio de la Organización Mundial del Trabajo.

El panorama no se ve muy prometedor, desde que se mantiene el confinamiento y los insólitos protocolos sanitarios que llevan al extremo de ralentizar (a estas alturas) con dolo y ensañamiento, miles de actividades económicas, muchas de ellas que afectan a los micro productores o comerciantes minoristas, con una sentencia de muerte financiera espontánea.

Simplemente, es muy difícil justificar este sacrificio masivo que los gobiernos, de modo arbitrario y sin mayor análisis, están aplicando sobre sus ciudadanos, invocando un estado de pandemia global. Raya para la suma: La economía está sometida a un estado de guerra mundial.

Pero, por mientras dura esta guerra ¿Qué hacer?

Estado de situación

En primer lugar, cabe preguntar ¿Dónde nos encontramos? ¿Tengo empleo fijo, parcial o estoy desempleado?

Una buena noticia: los emprendimientos se pueden desarrollar siempre, mientras se tenga el producto o servicio; la capacidad financiera (por muy modesta que sea) y, en lo posible, una red de contactos o lugares dónde colocar la oferta en un mercado.

Con estos elementos se puede avanzar hacia el camino del héroe, porque para ser emprendor hay que contar con un alto grado de valentía. Esta valentía no se debe al miedo de fracasar. Se debe a que es una experiencia de creación de valor, realizando una actividad que valoriza el trabajo y la capacidad creativa de las personas. Los riesgos son grandes, pero la recompensa es mayor. Generalmente, el trabajo asalariado no deja que las personas asuman su verdadero potencial, quedando sometidos a un régimen que solo asegura una porción de la capacidad laboral.

El emprendedor decide dar un paso más allá y se aventura en una experiencia que lo lleva por un camino colmado de esfuerzos y sacrificios, pero libera el potencial creativo tan lejos como el mismo emprendimiento lo permite.

¿Por qué emprender?

Emprender para lograr algo que, de otro modo, sería muy difícil.

Muy importante: en lo posible, emprender cuando no hay una emergencia de vida o muerte. Decisiones improvisadas y sin mayor revisión tienen un alto nivel de riesgo.

Mientras mayor sea el estudio y preparación, se reduce la incertidumbre.

Sin embargo, los proyectos no funcionan por sí solos. El tiempo se transforma en un factor fundamental, por la calidad y cantidad de trabajo que se requiere para cumplir con los objetivos.

¿Qué emprender?

El momento y el lugar condicionan la oferta de cualquier producto o servicio. Pero, ¿cómo saber qué producir? Existen varias maneras de tener un pulso del mercado potencial. Una es por la observación consciente, cuando uno simplemente descubre un «nicho» que es visiblemente demandado y que razonablemente es posible participar como oferente. Otro es por estudio. Un «truco» que actualmente es muy popular es consultar trending.google.com; digitar un concepto y ver los resultados que despliega, sobre las búsquedas de esa palabra en un cierto rango de tiempo. También, puede ser el caso que el lector tenga la capacidad de producir un producto o servicio donde tiene dominio y ventajas que otorgan la posibilidad para abordar un mercado. Hay otros métodos para contestar esta pregunta. Siempre es bueno reunir un conjunto de maneras que ayuden a consolidar una idea de proyecto.

¿Cómo emprender?

Esta pregunta refiere a una estructura, un modelo o una manera  de realizar el emprendimiento. Tomar la idea inicial, recolectar los recursos precisos y desplegar los esfuerzos para generar valor a la actividad que compromete.

¿Cómo ejecutar?

En la medida que haya un plan, mientras más generoso, más certeza  habrá en su gestión y la efectividad será mayor. La disciplina, la paciencia y la sabiduría son virtudes que se deben cultivar.

¿Cuánto dinero cuesta emprender?

Es relativo, dependiendo de la magnitud del emprendimiento. Mientras más grande sea el proyecto, su complejidad y detalle requieren mayores recursos. Como ya indicamos, un plan de emprendimiento garantiza que los recursos sean eficientemente aplicados, para optimizar el rendimiento en el transcurso del tiempo.

¿En qué conviene emprender?

En toda aquella actividad que tenga demanda y que el emprendedor tenga un manejo y experiencia suficientes para ocuparse de realizar la actividad determinada.

¿Cuándo emprender?

Por definición, debería ser en cualquier momento. Sin embargo, el ritmo de emprendimiento depende de las variables del medio ambiente donde se desarrollará la actividad de emprender. El momento de la demanda; de los insumos; de las materias primas; de los tiempos disponibles; de los flujos monetarios; de las temporadas o autorizaciones legales (actualmente, de los permisos que el Estado otorgue a la libertad de trabajo y comercio, por causa del virus chino).

¿Cómo evaluar?

El plan consiste en un conjunto de pasos que se deben cumplir para poner en marcha el emprendimiento. Está guiado por los objetivos que se aspiran a lograr. Entonces, será el alcance de los objetivos la manera de conocer si estamos cumpliendo con los objetivos. ¿Qué tan eficientes y efectivos? Será parte de la retroalimentación que se espera obtener, para tomar medidas correctivas o ajustar los objetivos.

Reflexiones Finales

Los emprendimientos constituyen un acto de valor que los emprendedores asumen, dada la situación coyuntural que significa una oportunidad racional abordable. Es difícil evitar sentir vértigo en algún momento. Dominar el miedo y el criterio empresarial, representan grandes desafíos, en aspectos que generalmente la mayoría de las personas no tiene mayor entrenamiento, excepto aquellos que por los vaivenes de la vida se han visto forzados a aprender en el camino y, normalmente, suelen ser muy exitosos. En muchos países, son las micro, pequeñas y medianas empresas los principales generadores de empleo e ingresos de la sociedad.

Si es trabajador asalariado, puede tener la oportunidad de proyectar emprendimientos, para tener ingresos adicionales o como alternativa futura laboral. Si es un trabajador de tiempo parcial, puede complementar con emprendimientos el tiempo disponible de trabajo. Si está desempleado, es el escenario muy incómodo para levantar emprendimientos, porque está sometido a una gran presión psicológica, que algunas veces puede afectar la visualización de la idea, el diseño, planificación o ejecución del proyecto.

Si le interesa el tema, lo invito a que nos escriba y comparta su experiencia. Un viejo adagio reza que hay que fracasar algunas veces para conocer el éxito en los emprendimientos. Seguiremos analizando en futuros artículos el largo camino para emprender.

Print Friendly, PDF & Email

Tags assigned to this article:
emprendimientolibertadvalor

Related Articles

El escenario para un estado de ReNacimiento

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

El camino hacia un gran renacimiento

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: