Más estrategias para el Gran ReNacimiento

Más estrategias para el Gran ReNacimiento
Comparte:

Estrategias para tener claro el campo de batalla que encontraremos en el mercado

Las estrategias que se  plantean para un proyecto, obedecen en gran proporción, a la naturaleza del producto y/o servicio que ofreceremos a un mercado muy exigente. Tenemos que pensar en un diseño de estrategia para que la conexión entre recursos y objetivos sea el óptimo dentro de lo posible.

Estamos revisando la manera de abordar un proyecto, considerando los recursos que tenemos; las expectativas; la ordenación mental de ideas. Por supuesto que todo este camino lo transitamos para alcanzar el éxito. El uso de estrategias nos da ventajas competitivas.

Primer corte estratégico

Ahora que estamos en confianza, sobre el concepto de estrategia, es mucho más sencillo profundizar el tema. Podemos preguntarnos ¿dónde y cómo operaremos con nuestro plan para «conquistar el mundo»?

Eso viene de una consideación, casi de corte filosófico. La manera en que planteo un proyecto, obedece en gran proporción, a la naturaleza del producto y/o servicio que ofreceremos a un mercado muy exigente.Tenemos que pensar en un diseño de estrategia para que la conexión entre recursos y objetivos sea el óptimo posible.

Un primer criterio para abordar este diseño, puede ser mediante el uso de «la estrategia del océano azul», la que estuvo muy de moda desde su presentacón, a medidados de los 2000 hasta poco antes de esta tragedia global.

W. Cham Kim y Renée Mauborgne, profesores de la escuela de negocios INSEAD, son los autores del libro Blue Ocean Strategy (Estrategia del Océano Azul). La estrategia indica que los límites del mercado y la estructura de la industria corresponden a océanos rojos, pero es posible tranformarlo. Por eso, es posible desarrollar una fórmula para que las empresas apliquen en productos o servicios similares a otros, ofreciendolos al mismo mercado, pero de modo diferente.

Sin entrar en grandes detalles, puesto que dejaremos material para una revisión voluntaria al respecto, diremos que consiste en definir, a priori, si vamos a participar de un mercado combativo y tormentoso (denominado: «Océano Rojo»); o, por el contrario, participaremos en un mercado pionero y tranquilo (llamado Océano Azul), donde solo basta avanzar metódicamente. Existe, también la posibilidad de participar en proyectos mixtos, donde hay mercados de uno y otro color.

Para el diseño estratégico entonces, vamos a considerar algo tan simple como esta reflexión: ¿Mi proyecto es para un mercado con alta competencia o se trata de una innovación pionera?

Si mi proyecto será puesto en marcha en un mercado de competencia agresiva, sin duda es estrategia de Océano Rojo, porque significa «navegar» por aguas que con tanto roce y enfrentamiento entre competidores, que muchos van cayendo al agua, tiñendo el agua en rojo.

En caso de que el proyecto, al contrario, enfrente una baja competencia, a pesar de la calidad de los competidores, están abordando un mercado que no está desarrollado para un gran número de oferentes, los cuales (incluso no es de extrañar) cooperan entre sí en algunas ocasiones. Me ha tocado verlo de cerca en el mercado del desarrollo de blockchain y criptomonedas.

La clave de este primer corte estratégico, consiste en tener claro el campo de batalla que encontraremos, una vez que el proyecto se encuentre en «alta mar». ¿Vamos hacia setores de guerra total? ¿Vamos hacia una aventura pionera que abre rutas de comercio?

En lo posible, diría que trate de lograr un proyecto para océanos azules. Pero en caso de verse obligado a un esquema de Océano Rojo, no hay más remedio que asumirlo con total preparación, lo que singifica estar en condiciones de usar los recursos para una verdadera guerra.

Segundo corte: Ordenamiento

Esta parte la revisaremos con mayor detalle, porque se trata de constituir la estructura que será el soporte del futuro negocio.

Las estrategias alternativas nos ayudarán en la comprensión de esquemas frente a diversos escenarios mercado que se presenten en el transcurso del tiempo.

Explicamos la Figura 1.

Estrategias de integración

Las estrategias de integración, se refieren a la acción que se toma para comprar un proveedor, un distribuidor o un minorista; o adquirir a un competidor. La Fortaleza, prinicplamente financiera, facilita la posibilidad de disponer de esta estrategia. Figura 2.

A su vez, la estrategia de integración hacia atrás, indica que se adquiere a un proveedor o se establece un contrato conveniente para las partes, por ejemplo, para la exclusividad de entregas.

La estrategia de integración hacia adelante, indica la capacidad de comprar fuerza de venta directa al cliente final, como puede ser la adquisición de una cadena de tiendas o un solo local minorista, para ventas a clientes finales.

En tanto, la estrategia de integración horizontal, señala la capacidad de adquirir o dominar a uno o más competidores, aprovechando las ventajas que significan.

Con las estrategias de integración es posible enfrentar de modo fuerte al mercado, debido a las múltiples oportunidades que se pueden alcanzar.

Estrategias Intensivas

Las estrategias intensivas tienen por objetivo ganar cuotas de mercado, emdiante la aplicación de recursos enfocados hacia la captación masiva de clientes, valiéndose de las cualidades de productos, servicios y contundente promoción que atraiga la atención del potenciales consumidores. Figura 3.

Una estrategia de Penetración de mercado persigue persuadir a la potencial clientela para atraerlos y conseguir la comercialización del producto o servicio, por ejemplo con una fuerte promoción en redes sociales y/o publicidad masiva.

La estrategia de Desarrollo de mercado propone llegar con un producto o servicio a nuevos sectores para captar clientela nueva. Por ejemplo, podría enviar almohadas terapéuticas a otras regionas si es que comienzo a aceptar forma de pago criptomonedas y logra una logística  segura y efciiente.

Otra alternativa, la estrategia de Desarrollo de producto, en tanto, funciona especialmente para un público exigente por novedades y que asignan un valor importante a todo aquello que signifique vanguardia y modernidad.

Estrategias de Diversificación

Las estrategias de Diversificación consisten en abarcar nuevas líneas o generar nuevos productos y servicios, relacionados y/o no relacionados con el giro principal del negocio, para aumentar las ventas. Figura 4.

Si bien estas estrategias, cuando son bien planeadas y ejecutadas, pueden resultar muy útiles para aumentar las cuotas de participación de mercados. Pero, tienen el problema que pueden derivar hacia estadios donde se convertierten en centros de riesgo financiero.

La diversificación debe ser estudiada para establecer un punto óptimo donde se combina el ingreso con el riesgo de gestión administrativa y financiera.

Estrategias Defensivas

Estas estrategias apuntan hacia el repliegue de la empresa, porque los resultados financieros y las cuotas de mercado se han reducido, colocando un semáforo de amarillo a rojo para la estabilidad existencial. Figura 5.

El Recorte de gastos indica que se deben realizar ajustes en la aplicación de los recursos para balancear la baja de los ingresos por ventas. A veces, se confunde con la ya clásica reingeniería de procesos, la cual no se recomienda cuando la empresa se encuentra sufriendo una crisis financiera.

Alternativamente, la estrategia de Desinversión se utiliza cuando la crisis se profundiza y no ha resultado la estrategia de recorte de gastos. Dependiendo del tamaño de la entidad, puede implicar la venta de una sección de la empresa. Se trata de combatir un siniestro financiero, mediante la conversión de unidades de la empresa en liquidez para ahcer frente a los acreedores. Esto es una situación de emergencia.

Finalmente, existe la estrategia de Liquidación, cuando la crisis es incontrolable y las dos estrategias defensivas ya descritas, han resultado insuficientes para permitir la supervivencia de la empresa. Se deben liquidar todos los activos para cumplir con todas las obligaciones financieras en litigio, tanto con actores externos como internos.

Apuntes finales

Hemos realizado un tour por los pasillos «neuronales» de las estrategias en el campo empresarial. Tener claridad sobre la manera de lograr los objetivos de nuestro proyecto, nos da mayor precisión sobre el uso de los recursos, de acuerdo a decisiones estructuradas y secuencialmente aplicadas.

Una estrategia inteligente no asegura el éxito absoluto, pero minimiza los riesgos y maximiza las fortalezas, ante a los desafíos que cada emprendedor tendrá durante el desarrollo de su proyecto.

En el próximo artículo seguiremos revisando nuevos elementos para caminar hacia el Gran ReNacimiento.

Print Friendly, PDF & Email


Related Articles

Emprendimientos: preguntas para novicios

Comparte:

Los emprendimientos constituyen actos de valor que son asumidos desde una situación coyuntural que significa una oportunidad racional

Print Friendly, PDF & Email

Estrategias para el Gran ReNacimiento

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

Objetivos para el Gran ReNacimiento

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: