Breaking News

Agenda del Neo incendio de Roma

Agenda del Neo incendio de Roma
Comparte:

El incendio de Roma es comparable al "Build Back Better" o al "Great RESET"

El mundo se cae a pedazos y está en pleno curso la implantación forzada de una agenda que no fue consultada a los ciudadanos afectados

Una siniestra gran oportunidad para reconstruir todo

Pudo ser un asteroide o una invasión extraterrestre. Quizás habría sido hasta más glamoroso. De hecho, por años se viene hablando del proyecto «Blue Beam», con simulaciones holográficas en 3D.

Pero nos ha tocado más de lo mismo, especialmente desde octubre de 2019. Claro, el EVENT 201 -ya exhibido en el magazine- que avisó con lujo de detalles cada paso del plan de acción hacia los siguiente años. Pocos meses después el director fundador del Foro Económico Mundial, Prof. Schwab, nos asombra con su obra «COV!D 19 – The Great Reset«, donde prácticamente nos emociona y lleva a agradecer la magnífica oportunidad para destruir todo y comenzar a levantar todo mejor (Build Back Better). En este punto podría decir que es una teoría de la conspiración y que necesito una camisa de fuerza. Pero, para tristeza de algunos, todos estos hechos son verídicos y quienes duden pueden ir al sitio oficial para comprobarlo con sus propios ojos.

Pero la idea de un great reset no es nueva y, probablemente, el incendio de la antigua Roma Imperial, en el año 64 Después de Cristo, gracias al talento creativo del emperador de turno, Nerón, un día, un aburrido día, tomo su lira y recitó que quería un cambio de entorno, porque quería ver algo nuevo. Tras expresar sus sentimientos a los arquitectos del imperio, resolvió levantar la Nueva Roma, cuyo nombre habría sido: «Nerópolis», la ciudad de Nerón. Habían pensado en todo, incluso en la justificación del incendio, culpando a los cristianos, perseguidos por no estar en la religión del Imperio. Las historias varían, pero lo cierto es que si sucedió.

El Escenario del "Build Back Better"

La obsesión con la destrucción y la reconstrucción viene planteada hace años, desde el mismo Foro Económico Mundial (WEF; World Economic Forum). Organismo que agrupa a los principales propietarios, accionistas, CEO, jefes, gerentes, directores de las principales corporaciones del planeta y que se reúnen una vez al año en el exclusivo refugio de Davos, entre medio de los Alpes suizos, en instalaciones que son fortalezas, rodeados de sistemas de seguridad privada de alto nivel, autorizada por el gobierno suizo.

La reconstrucción después de un gran incendio, no solo es un gran negocio. «Build Back Better» es eso.

La inspiración para este organismo proviene precisamente de estas reuniones, además de los acuerdos que suscriben con la ONU y otras muchas agencias no gubernamentales para desarrollar políticas privadas y, por supuesto, en comunión con prácticamente todos los gobiernos de la Tierra, puesto que muchos de los mismos presidente, primeros ministros, secretarios de estado, parlamentarios, congresistas, alcaldes y un largo espectro de autoridades políticas, son formados en la «academia» del WEF, cuyo plan más conocido se denomina «Young Global Leaders«, al que han pertenecido líderes como el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro de Canada, Justin Trudeau; solo como ejemplos de su alcance entre los gobiernos de los países. Algo así como bomberos pirómanos que combaten un incendio. Según el mismo sitio oficial del Young Global Leaders, declara que están «alineados con la misión del Foro Económico Mundial, buscamos impulsar la cooperación público-privada en el interés público global. Nos une la creencia de que los problemas apremiantes de hoy presentan una oportunidad para construir un futuro mejor a través de sectores y fronteras».

Si ya en 2019 la ONU y el WEF suscribieron un acuerdo para trabajar en conjunto por la agenda 2030; hace unos pocos días, ambos organismos han renovado el esfuerzo para acelerar la agenda.

El mundo se cae a pedazos y está en pleno curso la implantación forzada de una agenda que no fue consultada a los ciudadanos afectados. Y peor aún, a propósito de gobiernos, las denuncias de fraude electoral no provienen de países bananeros de tercer mundo exactamente. Sin ir más lejos, recordar la grotesca elección presidencial 2020 de USA, que exhibió desvergonzadamente casi todas las formas de fraude que una nación puede imaginar. También, la última elección presidencial en Francia, no estuvo exenta de acusaciones y polémicas. Pero la prensa se acelera, cual referí de boxeo, para levantar el brazo del «triunfador» del combate y proclamarlo campeón hasta que asume su mandato.

Cuestionamientos al origen y desarrollo del tratamiento a la explosión política por Cov!d19. Reclamos por la fuerza moral impuesta para el proceso de aplicación de una inyección experimental.Gobiernos amenazados por no seguir el plan, como las revueltas contra el presidente de Bielorusia por negarse a aceptar un préstamo internacional, con la condición de obligar a su población a mantenerse encerrada y con todas las restricciones ya conocidas. El asesinato del presidente de Haithi, Jovenel Moise, por motivos que aún no se conocen, excepto que se había negado a establecer la inyección en su país.

La guerra ruso-ucraniana que tras 6 meses de curso, ya no entendemos hacia dónde va, excepto que ha sido un buen motivo para doblegar a Europa, provocar refugiados ucranianos a Polonia y otros países cercanos; debilitar al ya débil dólar de USA, fortaleciendo al rublo y al yuan chino.

Y luego de leer estas líneas, comenzamos a develar un video que conocimos en 2016; precisamente desde los laboratorios del WEF. También, en este magazine hemos publicado un artículo sobre «Tener nada y ser Feliz«.

.

La historia sin fin

Es posible que cuando era niño, haya visto el film «Never ending story», un asombroso cuento que muestra la lucha entre la fe y el mal. Los hechos de la vida real nos están colocando un argumento muy similar. Una fuerza oscura global que se ha reunido para destruir todo para dar paso a «una nueva normalidad». Nueva normalidad no es algo que inventamos aquí, sino que es ya una «muletilla» que pretende convencernos de que todo esfuerzo por resistirse al «Build back better» es inútil.

Al igual que el incendio de Roma, hace 2000 años, las llamas avanzan y se culpa a factores diversos. El cambio climático, la invasión de los rusos, los no inyectados con el experimento contra el cov!19; la sobre impresión de dinero (sin sospechar los efectos que provocaría). En fin, una extensa lista de justificaciones «científicas» para demostrar que los gobiernos y las corporaciones han hecho lo correcto. Pero lejos de amainar el fuego, se expande y revive constantemente.

Nuevas amenazas en primera plana, tales como el «monkeypox» o el «morburg» asoman como los relevos del SarsCov-2. A la guerra ruso-ucraniana se podría sumar otra entre China y Taiwán. La inflación se está comenzando a devorar el poder adquisitivo de los ciudadanos. Para cada siniestro existe una justificación «científica», que millones de «expertos» presentan en extenuantes jornadas rotativas, en los medios masivos de comunicaciones. La «big tech» tampoco lo hace mal, exhibiendo el sesgo ideológico y censurando la sola mención de palabras prohibidas que de tiempo en tiempo no se pueden pronunciar en videos o digitar en artículos. La Santa Inquisición Digital, para proteger la verdad única de una religión basada en planillas excel, power point y pdf. Antiguamente se decía que el papel aguanta cualquier cosa. Hoy podemos afirmar, aun sin miedo, que la «pantalla aguanta cualquier cosa».

Reflexiones finales

Mientras la Roma global sigue bajo incendio, las llamas se están consumiendo los ingresos de las futuras generaciones, desde el momento que se están otorgando créditos internacionales para soportar los presupuestos que implican mantener las medidas cov!d, presupuestos adaptados a la medida de la agenda 2030.

Mientras los ciudadanos esperan que sus gobernantes pongan atajo definitivo a tanta desgracia, los siniestros y malas noticias suben como la espuma. La ciudadanía ya se está preguntando: entonces, ¿para quién gobiernan los mandatarios de los países? Lejos de responder esa pregunta, los candidatos y partidos políticos de las naciones, se han desconectado de la realidad popular, porque obedecen a una agenda que indica que hace lo mejor por el pueblo, pero sin el pueblo. Me parece que ya estudiamos algo así en una clase de historia en la escuela.

El fuego de este incendio global sigue avanzando para dejar muerte y destrucción en todos lados.

Print Friendly, PDF & Email

Tags assigned to this article:
DólarONURomaWEF

Related Articles

«Bananas United of the World» o el suicidio global

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

La Migraña de la Migración Artificial

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

Belt and Road Intiative o la Super Carretera Global China

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: