Breaking News

Inflación en USA, inflación en el mundo

Inflación en USA, inflación en el mundo
Comparte:

La alta inflación reduce la capacidad de los consumidores para comprar cosas

Estamos en un territorio sin precedentes en lo que respecta a la inflación en este momento, considerando que ha pasado mucho tiempo desde que la tasa de inflación fue tan alta. Incluso durante la crisis financiera de 2008 –la crisis subprime- las tasas de inflación rondaron el 3,8 % y algunos meses subieron hasta el 5,6 %

Los especialistas, esos de verdad, dicen que la inflación es un alza indirecta de impuestos, porque dejan al contribuyente en peor condición que el impacto de la mera inflación. La pérdida del poder adquisitivo del dinero se complementa con gravámenes que suceden como latigazos a los bolsillos. Pero insisto, los especialistas acusan ese golpe.

Nosotros, simples mortales, solo sabemos que cada mes, los artículos de casa son más caros y más caros y que progresivamente podemos comprar menos cosas, si es que dependemos de un sueldo o un ingreso mensual fijo.

Y no hablamos de renunciar a las vacaciones en el caribe, cambiar el auto por uno más moderno; comprar o alquilar una vivienda en un sector exclusivo. No, tras años de estrangulamiento estatal, por las razones que hemos visto como serie de netflix, nos están succionando algo más que la capacidad de sostener el valor monetario.

Y mientras vemos las noticias que aparece una peste del mono y hasta la magnífica idea de amenazar con una «Guerra Termonuclear Global»…

Las desgracias, siniestros y tragedias globales son tan extremas que ya parece una broma sacada del film «Truman Show».

A un conocido analista económico le recomendé que su próxima obra la titule: «Apocalypse  now, right now!». Porque sinceramente, esto ya es apocalíptico.

Pero repasemos sobre la «delicada situación» que sufrimos en la actualidad, sabiendo que advertimos de este problema, hace ya un tierno año.

Entendiendo el medio ambiente próximo

La situación en USA es tan crítica que ya los bancos están advirtiendo que el escenario, en vez de mejorar, se volverá peor para los trabajadores.

Más allá de lo que los medios masivos digan, la actual inflación principalmente se debe a la emisión monetaria que los gobiernos incurrieron para hacer frente al exagerado golpe sanitario global, bajo el lema #Quedatenecasa. ¡Ah! Le llaman Flexibilidad cuantitativa. Lo que siguió es la suma de un libreto mal diseñado. Ruptura de cadenas logísticas, ingreso básico universal a diestra y siniestra,, destrucción de las pequeñas y medianas empresas; la guerra fraticida ruso-ucraniana, que no sabemos hacia dónde va. En fin, los conflictos de esta novela sobran. Y probablemente, se sigan colocando mayores artilugios para “inflar” más a la desatada inflación.

Shock del futuro... inmediato

Y como si fuera poco, un ejecutivo de Bank of America declaró que «esperamos» que los trabajadores estadounidenses pierdan influencia en el mercado laboral en un memorando privado reciente obtenido por The Intercept. Al hacer predicciones para los clientes sobre la economía de USA durante los próximos años, el memorando también señaló que los cambios en el porcentaje de estadounidenses que buscan trabajo “deberían ayudar a aumentar la tasa de desempleo”.

El memorándum, una «revisión de mitad de año» del 17 de junio, fue escrito por Ethan Harris, jefe de investigación económica global del brazo de banca de inversión de la corporación, Bank of America Securities. Su aspiración específica: «Para fines del próximo año, esperamos que la proporción de vacantes de empleo a desempleados haya bajado a los máximos más normales del último ciclo económico».

El memorando es una asombrosa demostración de que el economista Adam Smith tenía razón cuando describió la política de la inflación en su famoso trabajo de 1776, «La riqueza de las naciones».

“Las altas ganancias tienden mucho más a aumentar el precio del trabajo que los altos salarios”, argumentó Smith. “Nuestros comerciantes y maestros fabricantes se quejan mucho de los malos efectos de los altos salarios en el aumento del precio. … No dicen nada acerca de los malos efectos de las altas ganancias. Guardan silencio con respecto a los efectos perniciosos de sus propias ganancias. Solo se quejan de las de otras personas”

Las variables críticas de la macroeconomía se interconectan y dan sentido a la sospecha de que podemos afrontar algo más potente que una recesión más.

Inflación en movimiento

Para efectos de comprensión, es importante entender por qué la tasa de inflación interanual en USA, de los últimos 12 meses, a junio de 2022; es del 9,1% que es la más alta en los últimos 41 años.

Con una estadística como esa, no es de extrañar que escuches la palabra inflación a cada rato. Estamos en un territorio sin precedentes en lo que respecta a la inflación en este momento, considerando que ha pasado mucho tiempo desde que la tasa de inflación fue tan alta. Incluso durante la crisis financiera de 2008 –la crisis subprime- las tasas de inflación rondaron el 3,8 % y algunos meses subieron hasta el 5,6 %, lo que sigue siendo significativamente más bajo que lo que tenemos ahora. Pero, el porcentaje real de inflación podría ser mucho peor, algunos profesionales estiman que ya puede llegar al 20%, suponiendo que el gobierno de turno maquilla un poco los números.

El ajuste de este nivel de valor del trabajo y los productos se caracteriza como el ritmo de expansión. La tasa de expansión anual en los Estados Unidos se ha expandido del 3,2 por ciento en 2011 al 4,7 por ciento en 2021. Esto implica que el poder adquisitivo del dólar estadounidense se ha debilitado últimamente. Se prevé que las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal de USA se aceleren, a medida que empeore la tasa de inflación del país.

Se sabe mucho y se habla de «expansión» en Estados Unidos, pero ¿qué significa? La expansión implica un aumento en el precio tanto del trabajo como de los bienes que produce. Podría ser causado por varios factores, incluidos cambios en el suministro de efectivo, costos de producción crecientes o expansiones que se buscan.

Aumentar cualquier cantidad de dinero en circulación es una de las justificaciones más aceptadas para la expansión en los Estados Unidos. La gente estará dispuesta a gastar más en mano de obra y bienes cuando tenga más dinero. Esto puede ocurrir cuando la Reserva Federal produce más dinero o los bancos otorgan más crédito. El aumento de los costos de producción también es un factor en la expansión. Las organizaciones cobrarán más por la mano de obra y los productos si el costo de fabricarlos es más alto de lo que se pensaba anteriormente.

Inflación más, inflación mas...

Ahora que sabe cuál es la tasa de inflación actual y cómo se compara con las tasas de inflación de la crisis financiera de 2008, es posible que todavía se pregunte qué tiene de malo la inflación. Lo cierto es que la alta inflación tiene varias consecuencias.

Una de las principales consecuencias de la alta inflación es que reduce la capacidad de los consumidores para comprar cosas. Esto significa que cuando la inflación es alta no podrás comprar tantas cosas con la misma cantidad de dinero que antes. Por ejemplo, si enterraste USD 100 en 1980 y los desenterraste hoy, todavía serían USD 100 en billetes, pero la cantidad de cosas que podrías comprar sería equivalente a alrededor de USD 30.

Por loco que parezca, otro efecto secundario de la inflación es que provoca más inflación. El razonamiento detrás de esto es que cuando la inflación es alta, las personas y las empresas gastan su dinero en bienes o inversiones en lugar de mantener su efectivo que se está depreciando.

Cuando esto sucede, la oferta de efectivo supera la demanda, ya que las personas están menos dispuestas a conservar efectivo durante los períodos de alta inflación. Como con cualquier otro producto o bien, cuando la oferta de efectivo es mayor que la demanda, su valor cae aún más.

Otro efecto secundario de la inflación es que hace que la FED y los bancos aumenten las tasas de interés de los préstamos. Cuando las tasas de interés son más altas, es menos probable que las personas pidan prestado dinero para gastar o invertir. Desafortunadamente, si actualmente estaba buscando comprar una casa o un automóvil, esto significa que probablemente obtendrá una tasa de interés más alta que antes, lo que le costará más en el futuro.

Cuidad vuestra billetera... vuestros billetes...

Dado que es muy probable que no sea el jefe de una gran corporación o el presidente del Banco Central, es posible que se pregunte si hay algo que pueda hacer para protegerse de la inflación. Obviamente, no puede arreglar la inflación usted mismo, pero hay ciertas medidas que puede tomar para proteger su dinero.

Algo instintivo consiste en que el nivel de consumo se ajusta inmediatamente hacia un escenario donde se adquiere lo esencial. Como nuestros abuelos decían: “¡Estamos en economía de guerra!” o “Apretarse el cinturón”. A menos que tenga la fortuna de recibir un gran nivel de ingreso, de una o múltiples fuentes, la instrucción debe ser aterrizaje urgente del nivel de consumo. Dedicarse a subsistir y estar al día con los pagos en los compromisos financieros.

Lo principal que puede hacer si quiere evitar los efectos secundarios de la inflación es hacer exactamente lo que hace que aumente la inflación. Eso es para deshacerse de su efectivo. Querrá invertir su dinero en algo que sea seguro a largo plazo y que no pierda valor a corto plazo. A muchas personas les gusta invertir en acciones, ya que pueden ser una buena inversión que puede ser segura dependiendo de en qué inviertas tu dinero.

¿invertir o no invertir?

Puede que tenga un abanico de oportunidades para colocar inversiones en diversos instrumentos. Honestamente, el mercado crypto ha estado sufriendo su invierno este año. En un mercado de alto miedo que especialmente desde mayo se ha visto muy golpeado. Puede ser arriesgado, debido a la volatilidad de muchas criptomonedas. Si existe un estudio fundamentado, para identificar las amenazas y dilucidar puntos de entrada y salida, puede ser una buena idea, diversificando el portafolio de inversiones en activos criptográficos.

Recordando las reglas básicas de no invertir una cantidad que ponga en peligro su estabilidad financiera y no solicitar préstamos para adquirir cryptos. Recuerde que la volatilidad del criptomercado puede ser muy brutal con una crypto que cae 30% en 60 minutos, no se escandalice.

Si aún se interesa en invertir en cryptos, tampoco es necesario sacar todo su dinero del banco y ponerlo en Bitcoin u otras altcoins, pero puede dividir algunas de sus inversiones entre acciones y criptomonedas, armando su propio portafolio de inversiones.

Un beneficio de hacer esto es que, si la economía entra en recesión, las criptomonedas, como Bitcoin, probablemente sufrirán menos que las acciones. Sin mencionar que las criptomonedas están descentralizadas, lo que significa que el gobierno no puede imprimir cryptos a voluntad. Esto hace que las criptomonedas sean mucho menos propensas a experimentar inflación en el futuro.

Los mercados bursátiles están muy propensos a la inestabilidad geopolítica del momento. Si hay un intercambio de expresiones bélicas entre dos potencias, se sentirá fuerte en las cotizaciones. Materias primas podrían asomar como parte de un buen portafolio, pero es a largo plazo. El oro y la plata son ejemplos de lo dicho. Prudencia rima con paciencia.

Bienes raíces, puede que si o puede que no, dependiendo de la normativa de mundo. El mundo está muy incierto y difuso como para desafiarlo con inversiones de muy largo plazo.A mayor plazo, mayor riesgo.

¿Divisas? Pues con el dólar, el euro, etc. cayendo a un precipicio de la devaluación, solo las monedas fuertes pueden ser un buen negocio. Rublo ruso o yuán chino pueden responder, por ahora, a cierta expectativa.

Otras inversiones, claro, pueden ser. Pero es preciso estudiar caso a caso. Se atiende en orden de llegada en horas de oficina.

Reflexiones Finales

La inflación seguirá a su ritmo maratónico, pero eventualmente bajará. Sin embargo, se espera que la tasa de inflación se mantenga bastante alta al menos durante el resto de este año. Si está reteniendo su dinero en este momento, podría ser el momento de considerar invertir ese dinero donde se sienta cómodo con él para tratar de ganar algo extra, ya que su moneda se está devaluando rápidamente.

Pero insisto, para la inversión que sea, estudie. No comprometa cantidades monstruosas en un solo proyecto. Sea crítico y desconfiado de cualquier invitación de un tipo que venga con proyectos de salvar a las focas en extinción en el Caribe y le ofrezca un lindo NFT como muestra de su inmenso compromiso. No vaya a ser cosa que el tipo se declare en quiebra por culpa del mercado o simplemente le dé un tirón de alfombra y se lo trague la tierra.

No solo se trata del problema de la inflación «per se». También se trata de qué puede hacer con algún dinero que tenga, sea en un banco o bajo el colchón, porque mientras mantenga el dinero en su poder, seguirá perdiendo valor mientras la inflación siga su rally. Como en toda serie de netflix, siempre hay alguien que gana y se va con el botín capturado: el fisco.

Print Friendly, PDF & Email

Tags assigned to this article:
BitcoinFEDinflacióninterés

Related Articles

FMI: La ruleta entre el virus y las inyecciones

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

El yuan digital y la sobredosis de vigilancia

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email

Libertad monetaria y circulación de capitales amenazada

Comparte:

Comparte:

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: